El grupo Alibaba ha lanzado en España una nueva división de negocio, AliExpress Business, con el abre su plataforma online a los autónomos y empresas españolas que quieran vender sus productos no solo en España sino en todo el mundo. El objetivo es que puedan llegar dentro de poco a los 190 países en los que opera el marketplace chino, aunque de momento las tiendas españolas que abran su espacio en AliExpress Business solo tendrán acceso directo a toda la zona euro y a Rusia, es decir, a 17 países.

La compañía china, que hasta ahora se ha centrado en vender en España productos de empresas chinas, ha explicado que El Corte Inglés, por ejemplo, ya ha abierto en su plataforma siete tiendas de diferentes marcas propias (entre ellas la de Moda Joven) y planean abrir más. La firma española tiene en la actualidad 100 enseñas activas.

«Nuestra vocación es ayudar a las empresas a tener éxito tanto dentro como fuera de España, y para ello les proporcionamos toda una batería de herramientas y servicios para su digitalización y globalización», ha explicado la directora general de AliExpress en España y Portugal, Estela Ye. Entre otras cosas, les ofrecen herramientas de analítica de datos para que puedan entender, por ejemplo, cómo funciona el mix de ventas en una región, cómo cambia el tráfico dentro de sus catálogos o cuál es la duración de sus visitas. «Los vendedores pueden aprender de todo esto y a su vez atraer nuevos clientes e ir más allá de lo que era su mercado tradicional».

AliExpress Business también proporciona un ecosistema de partners (entre ellos logísticos como Correos), tutoriales formativos, la plataforma de pagos Alipay y herramientas de marketing. Igualmente, ponen a disposición de los vendedores herramientas de traducción automática en 18 idiomas tanto de productos como en el chat para que cualquier usuario del mundo pueda hablar con ellos y que las empresas españolas puedan contestarles y escribirles en castellano.

El anuncio de AliExpress supone un claro desafío a Amazon, la mayor empresa de ecommerce en España. Así, el director del marketplace chino, Alejandro Pascual, ha destacado que AliExpress, a diferencia del gigante estadounidense, no compra productos y no compite con las tiendas. «Nosotros somos un intermediario entre las empresas, las marcas y los clientes finales. Las marcas que están en nuestra plataforma controlan sus precios, sus catálogos y sus promociones». Pascual ha insistido en que el control de las empresas sobre su negocio «es total, de ahí que impulsemos el concepto de tienda. Somos un centro comercial online donde os damos las llaves de vuestro negocio, y dentro de vuestra tienda podéis hacer lo que queráis. Nosotros solo nos centramos en que haya visitantes en los pasillos de ese centro».

Los responsables de AliExpress ha resaltado igualmente que las empresas que quieran abrir tienda en su plataforma no tienen ningún tipo de compromiso ni hay cuotas de alta ni de baja. «Y tenemos las comisiones más competitivas del mercado, entre el 5% y el 8% sobre el precio de venta». «Queremos eliminar las barreras de entrada para las empresas», ha dicho Ye, que remarca que las compañías tienen libertad absoluta para elegir el proveedor logístico que deseen.

La directora de AliExpress España ha señalado que la nueva unidad de negocio llega al mercado español para «poner en valor la cantidad y calidad de productos españoles hacia el mundo. Ya contamos con miles de empresas que se han apuntado, pero somos ambiciosos y queremos que se apunten al proyecto todas aquellas compañías que quieran internacionalizarse, porque tenemos unos clientes muy fieles».

España es en la actualidad el tercer país más importante por facturación para la compañía, solo por detrás de Rusia y EE UU. Según Ye, la empresa ya tiene más de 10 millones de usuarios en España; el perfil de su cliente tiene entre 16 y 35 años. La firma confía en que la presencia física de la corporación en el país, donde el pasado agosto abrieron su primera tienda física en Madrid, les permita atraer a muchos vendedores. «Somos una plataforma global, pero también somos un equipo que estamos aquí, nos podéis tocar. Además, las empresas que estén en AliExpress Business también pueden vender sus productos en nuestra tienda física madrileña», ha indicado Pascual.

Las transacciones en AliExpress Business se hacen a través de Alipay, la unidad de negocio de pagos de Alibaba. «Ella procesa los pagos y vigila que no se produzcan fraudes». 

Ye ha explicado las diferencias que hay entre AliExpress Plaza, la plataforma que lanzó la compañía en España a principios de año, que ya cuenta con más de 3.000 empresas españolas, y AliExpress Business. «La primera está orientada al cliente final y para envíos solo nacionales; la segunda, es un servicio para las empresas, a las que les facilitamos múltiples herramientas para que puedan vender tanto en España como en todo el mundo». 

Ye no ha querido desvelar si AliExpress planea abrir más tiendas físicas (se habla de que quieren abrir pronto una en Barcelona), pero sí ha señalado que este tipo de tiendas buscan acercar los productos de sus vendedores a los clientes. La directiva, que ve «un gran potencial de crecimiento de AliExpress en España, donde todavía somos desconocidos para una parte de la población», ha avanzado que los planes de la compañía es traer al país avances que están desarrollando y probando en sus tiendas en China, como el pago a través de reconocimiento facial o los probadores virtuales.

Fuente: Cinco Días