Tambores de opa en el sector del lujo. El multimillonario canadiense Lawrence Stroll planea tomar una participación de control  sobre la firma de coches de lujo Aston Martin, según informa Bloomberg citando a Autocar. Las acciones de la compañía se han disparado con la noticia un 17% hasta marcar máximos de septiembre, en los 590 peniques.

El posible nuevo inversor deberá de convivir con los fondos de capital riesgo. El private equity de la familia italiana Bonomi, Investindustrial, dueño también Natra y Port Aventura, controla un 32,8%. El fondo kuwaití Primewagon tiene un 10,7%

Estos vehículos de inversión, junto al español Torreal se repartían Aston Martin en exclusiva hasta septiembre de 2018, cuando impulsaron la salida en Bolsa de la firma en el parqué londinense. La compañía se valoró entonces en 4.800 millones. El vehículo de Juan Abelló, el único que aprovechó la oportunidad para deshacer su posición, se embolsó en torno a 300 millones por el 4,8% que retenía.

El camino de Aston Martin en Bolsa en estos 15 meses en Bolsa ha estado plagado de baches. Ya en su primera sesión de cotización se dejó un 4,38%. Y desde entonces pierde un 69% de valor en Bolsa. Frente a los 4.800 millones a los que debutó, hoy vale apenas 1.300 millones.

El posible comprador es un conocido del mundo de la automoción. Stroll es el dueño del equipo de Formula 1 Racing Point. También ha invertido en firmas de moda como Pierre Cardin, Ralph Lauren y Tommy Hilfiger.

Fuente: Cinco Días