Bancos y políticos barajaron a Margarita Delgado como candidata al BCE

/, Actualidad Económica, EL PAÍS/Bancos y políticos barajaron a Margarita Delgado como candidata al BCE

El presidente de BBVA, Francisco González, no quiere dejar cabos sueltos antes de su jubilación. El banquero, el más veterano del mapa bancario español tras la salida de CaixaBank de Isidro Fainé, no solo ha confirmado su marcha del banco en 2019, una vez que cumpla 75 años de edad, sino que también ha concluido el diseño de un consejo de administración acorde a su modelo. Y nuevamente los rumores se han confirmado, aunque sea en parte (cuando el río suena, agua lleva). El banquero, que en la presentación de resultados del banco correspondientes a 2017 aseguró que su sucesión sería ordenada, “sin sorpresas”, ya apuntó a Carlos Torres Vila, consejero delegado, como su sustituto. De esta forma, despejó dos de las principales dudas sobre el futuro organigrama del grupo.

El pasado lunes despejó otra de las grandes dudas: los nuevos consejeros que cubrirían los tres sillones que quedaban vacantes desde hacía mucho tiempo. Entre los fichajes anunciados, y que aún deben pasar por la aprobación de la junta de accionistas que se celebrará el día 16 de marzo en segunda convocatoria, destaca sobre todos el del exgobernador del Banco de España Jaime Caruana.

Desde hace tiempo el nombre de Caruana ya sonaba para ocupar un puesto en BBVA, una vez que dejara su cargo en el BIS, lo que ocurrió el pasado mes de noviembre. Es cierto que los rumores apuntaban a que Caruana podía ser el nuevo presidente de BBVA, cosa que el banco ya se había molestado en desmentir desde hacía tiempo, incluso el lunes volvió a insistir en ello. El exgobernador también había hecho lo propio, ya que era una de las preguntas recurrentes que se le hacía cuando concedía una entrevista. “Qué preguntas más raras me hace”, contestó hace más de un año a este periódico cuando se le formuló esta cuestión.

Hay entidades que ya se han interesado por Evo Banco, pero la operación no puede cerrarse hasta 2019

No era cierto que fuese el hombre elegido para ocupar la presidencia de BBVA, pero sí que iba a tener un puesto relevante en el banco, consejero independiente. Varias fuentes aseguran que detrás del fichaje de Caruana está un conocido común, Manuel Pizarro, amigo de Francisco González, y también del exgobernador, con quien compartió años de convivencias como estudiante en el mismo colegio mayor. Pizarro ya asesoró hace unos tres años al banquero de Chantada cuando buscaba a su tercer consejero delegado. El empresario le recomendó a Torres, quien ya estaba en el banco desde 2008 y ahora se ha convertido en su futuro sucesor. Eso sí, queda una pequeña duda sobre la sucesión de González.

Más información

Al Banco Central Europeo (BCE) no le gustan los presidentes ejecutivos. No es descartable así que Torres sea el primer ejecutivo del banco y se nombre a un presidente no ejecutivo, que podría ser José Manuel González-Páramo. También es cierto que González prefiere que Torres herede el cargo de presidente ejecutivo. Veremos si al final el BCE tiene algo que decir.
Por cierto, Santander ya contó con otro exgobernador en su consejo, Luis Ángel Rojo. Y Banco Pastor tuvo a un exsubgobernador, Gonzalo Gil. El también exsubgobernador José María Viñals es presidente de un banco, en este caso británico, Standard Chartered. Está bien aprovechar el talento y esa es la razón de sus fichajes.

Otra incógnita que se despejará en estos días es la de la elección del nuevo vicepresidente del BCE. El ministro de Economía, Luis de Guindos, inicialmente cuenta con los apoyos suficientes, pese al tropiezo que tuvo el jueves en el Parlamento Europeo. Pero ahora salen a relucir otros nombres españoles que podrían haber representado a España y que hubieran encontrado, “con toda seguridad, los apoyos prácticamente de todos, incluidos los socialistas españoles. Ese candidato hubiera sido Margarita Delgado”, afirma un destacado ejecutivo del sector financiero. Margarita Delgado ya está en el BCE y se conoce a la perfección su funcionamiento, es una mujer muy respetada en el sector financiero, sin afiliaciones políticas que se le conozcan, ha estado en el Banco de España, es técnico comercial y, además, es mujer. “Cumple con todos los requisitos”, reconoce un conocido político, que admite que su nombre se barajó en alguna ocasión, pero el empeño de Guindos por ser el candidato español “hizo inútil buscar otros nombres para ocupar este cargo”.

Ahora sí, cambio de asunto. Estaba escrito, el fondo estadounidense Apollo ha decidido poner en venta Evo Banco, y para ello pide alrededor de 300 millones de euros, ligeramente por encima de lo que ha desembolsado por esta entidad, tras el precio que pagó por esta pata desgajada de Novagalicia (hoy Abanca) hace ahora cuatro años. Desembolsó 60 millones de euros, a los que hay que sumar otros 200 millones de una ampliación de capital, más otros millones por el coste de su digitalización (ha cerrado el 90% de la red). Pese a ello, el banco ya da beneficios desde 2016.
Ya hay alguna entidad digital que ha hecho números para su compra, aunque la operación no podría cerrarse hasta marzo de 2019, fecha en la que se cumplen cinco años desde la adquisición de Evo por parte de Apollo, condición que le puso el Banco de España para que un fondo pudiese convertirse en banquero en el país. Apollo es, de momento, el único fondo dueño de un banco en España.

Hoy, lunes, por otra parte, termina el plazo para presentar alegaciones ante el panel de la JUR sobre el informe de Deloitte sobre la valoración de Banco Popular en el momento de su resolución el 6 de junio. Se espera un tsunami de alegaciones, justo el efecto contrario que pretendía la JUR. A ello se suma que la Audiencia Nacional ha pedido una catarata de informes de Popular al Banco de España, a la JUR (el informe entero de Deloitte), a la CNMV, a PwC, a Santander y al FROB, entre otros.

Fuente: El País

2018-02-19T07:13:49+00:00