Consejeros y directivos del Ibex tienen garantizados 1.300 millones para su pensión

/, Actualidad Económica, EL PAÍS/Consejeros y directivos del Ibex tienen garantizados 1.300 millones para su pensión

El aumento de la esperanza de vida, la menor natalidad y la caída de ingresos de la Seguridad Social, consecuencia de la devaluación salarial, han devuelto al primer plano el debate sobre la sostenibilidad del sistema público de pensiones. En los últimos meses, decenas de miles de jubilados se han echado a las calles de múltiples ciudades españolas para reclamar al Gobierno unos ingresos dignos con los que afrontar la vejez. Sin embargo, como ocurre con los salarios, en la forma de afrontar la jubilación también hay sustanciales diferencias en las empresas cotizadas españolas en función de la casta laboral a la que se pertenezca.

Consejeros y directivos del Ibex tienen garantizados 1.300 millones para su pensión

El pasado año, las empresas del mercado continuo aportaron 41,25 millones de euros a los sistemas de retiro de sus consejeros directivos y miembros de alta dirección. Con esta aportación, la élite de las empresas acumula derechos de pensión por valor de 472 millones de euros. Si a esta cifra se le suman los compromisos en materia de jubilación que los grupos cotizados tienen con ex consejeros ejecutivos y ex altos directivos, la factura final por pensiones asciende a 1.308 millones.

El peso de la banca

Un retiro sin preocupaciones

En la Bolsa española había al cierre del pasado ejercicio 13 consejeros ejecutivos con derechos acumulados en pensiones por encima de los 10 millones de euros. La prestación más elevada le corresponde al presidente del BBVA, Francisco González, con 79,7 millones. En segundo lugar se sitúa el expresidente de Telefónica, César Alierta, quien acumula 62,5 millones, según el último informe de retribuciones de la operadora. Otro ex consejero ejecutivo, Matías Rodríguez Inciarte, ocupa la tercera posición. En diciembre pasado, el Banco Santander le reconocía derechos valorados en 48,2 millones. Inciarte supera por poco a la presidenta del banco, Ana Botín, que tras la aportación de 2017 ya posee 45,7 millones en su hucha para la jubilación. También supera los 40 millones Florentino Pérez (ACS).

El pasado mes de marzo, Luis Linde, gobernador del Banco de España, restó importancia al problema de las pensiones en España por la alta tasa de vivienda en propiedad que hay en nuestro país, lo cual disminuye la carga financiera de los ciudadanos cuando se jubilan. Linde es el encargado de supervisar un sector, el bancario, donde sus directivos acumulan las pensiones más abultadas.

El BBVA es la entidad que más compromisos tiene con su cúpula. Los actuales consejeros ejecutivos tenían a 31 de diciembre pasado derechos de pensión por valor de 97 millones de euros. En esta cifra se incluye los 79,7 millones que tiene externalizados en una póliza su presidente, Francisco González, a quien el banco no le hace aportaciones desde 2009. Además, la alta dirección del BBVA tiene derecho a percibir otros 55,6 millones. El grupo también reconoce en su memoria anual que tiene compromisos de 82,5 millones con exconsejeros y otros 259 millones con antiguos miembros de la alta dirección. En total, 494 millones.

No muy lejos le sigue su gran rival. Las pensiones acumuladas en el Banco Santander suman 452 millones y se reparten de la siguiente forma: los actuales consejeros ejecutivos suman 75,9 millones, los derechos de los altos directivos ascienden a 118 millones, mientras que sus exconsejeros acumulan 81 millones, por 175 millones de los antiguos directivos.

A pesar de que el engorde de la pensión había sido una práctica tradicionalmente vinculada al sector bancario, ya que sus principales ejecutivos no contaban con blindajes que les garantizaran indemnizaciones en caso de despido, lo cual se compensaba con aportaciones periódicas a los planes de jubilación de los directivos, esta práctica de remuneración se va extendiendo a la mayoría de los sectores económicos. La aportación a los sistemas de ahorro en el Ibex 35, por ejemplo, supone ya el 11,21% de la retribución total de los consejos de administración. La partida reservada para las pensiones de consejeros ejecutivos asciende a 79,26 millones en el caso de Telefónica (aquí se incluyen los derechos de César Alierta, expresidente), mientras que en ACS suma 68,6 millones, entre otros casos.

Fuente: El País

2018-04-22T07:19:38+00:00