El AVE español a La Meca arrancará en septiembre de 2019, con tres años de retraso

/, Actualidad Económica, EL PAÍS/El AVE español a La Meca arrancará en septiembre de 2019, con tres años de retraso

El llamado AVE del desierto, que une las ciudades santas de Medina y La Meca, en Arabia Saudí, y cuya construcción fue encargada a un consorcio integrado por doce empresas españolas, comenzará a circular comercialmente y a pleno funcionamiento en septiembre de 2019, tres años después de lo previsto en el contrato inicial, según el acuerdo sellado este jueves en Riad entre el Consorcio Español de Alta Velocidad Meca-Medina y el grupo estatal Saudi Railways Organization (SRO).

Previamente, el AVE, también conocido como de los peregrinos, circulará en una fase preoperacional a partir del próximo mes de septiembre a menor velocidad, a algo más de 200 kilómetros por hora (km/h), en lugar de los 300 km/h del servicio regular, debido a que los trenes no contarán con todas las prestaciones finales y serán operados con el sistema de frenado Asfa Digital, hasta que pueda ser instalado definitivamente el ERTMS, el empleado en las líneas de alta velocidad.

El servicio comercial debía haberse puesto en marzo pasado según el último calendario pactado, pero tuvo que retrasarse por un problema en la construcción de las principales estaciones (La Meca y Yeda). No obstante, se trata de la segunda ocasión en la que el consorcio pacta una demora en la puesta en servicio del AVE a La Meca, que ya se aplazó catorce meses hasta marzo de 2018 en la anterior negociación.

De esta forma, si se cumple el nuevo plazo del acuerdo firmado hoy la línea acumulará un retraso de casi tres años según los planes originales de la obra, que se adjudicó al consorcio español a finales de 2011.

El presidente de SRO, Rumaih Mohammed Al Rumaih (D), estrecha la mano al presidente del consorcio español Al Shoula, Jorge Segrelles, tras la firma del acuerdo.El presidente de SRO, Rumaih Mohammed Al Rumaih (D), estrecha la mano al presidente del consorcio español Al Shoula, Jorge Segrelles, tras la firma del acuerdo.

El inicio de las operaciones comerciales a pleno funcionamiento –a 300 kilómetros por hora y con servicios regulares diarios – fue anunciado el pasado 8 de mayo por el ministro saudí de Transportes, Nabil bin Mohammed Al-Amoud en un foro económico en La Meca. Por su parte, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, adelantó en abril que la fase preoperacional comenzaría en septiembre de este año. Hoy ambas previsiones se han hecho realidad con la firma del acuerdo.

El proyecto comprende la ejecución de una vía de 450 kilómetros de longitud y un suministro con 36 trenes Talgo que pueden llegar a ser 56. Cada tren dispone de una capacidad de 417 viajeros y alcanza una velocidad máxima de 300 kilómetros por hora.

Compensaciones

El pacto firmado este jueves además de prorrogar hasta septiembre de 2019 el arranque de la operación comercial, contempla el abono por parte del cliente saudí de 210 millones de euros (930 millones de riyales saudíes) destinados a la realización de dicho servicio. Además, incluye otras mejoras comerciales, como la devolución progresiva al consorcio de los avales de ejecución a medida que entren en operación los distintos elementos del proyecto y mantiene los requisitos para el cobro de 35 millones de euros (150 millones de riyales saudíes) por el correcto desempeño de las pruebas iniciadas el pasado mes de diciembre. Tras estas compensaciones, el presupuesto total del proyecto sobrepasa los 7.000 millones de euros.

Dos trenes Ave 'Haramain'.Dos trenes Ave ‘Haramain’.

La preoperación ofrecerá en una fase inicial, desde septiembre de este año hasta enero de 2019, servicios entre La Meca y Medina con parada en las estaciones de Yeda y KAEC (Ciudad Económica Rey Abdullah) durante cuatro días a la semana: jueves, viernes, sábado y martes. A partir de enero y hasta septiembre de 2019 los servicios se llevarán a cabo diariamente. La configuración de dicha oferta “se adaptará, en todo caso, a las peticiones del cliente y a las necesidades de coordinación entre las actividades pendientes de desarrollo del proyecto y la operación”, según informó hoy el consorcio español.

Paralelamente, el tiempo medio de duración del viaje se reducirá gradualmente hasta el comienzo de la operación comercial. Además, de acuerdo con el contrato, el consorcio adecuará las salas VIP de las estaciones conforme estén disponibles para su uso, suministrará el personal de atención al público necesario y habilitará en los próximos meses una página web para la reserva de billetes.

El consorcio se compromete, también, a llevar a cabo las labores de mantenimiento de las estaciones de Medina y KAEC, tal y como ya ha hecho durante los viajes con invitados de las pruebas de sistemas, y a integrar la estación de KAIA (Aeropuerto Internacional Rey Abdulaziz) en dicha preoperación durante los cuatro primeros meses de 2019.

Balance de las pruebas

En el marco de las citadas negociaciones, el consorcio ha acordado extender las pruebas de demostración de sistemas hasta el próximo mes de septiembre. Estos servicios, que arrancaron en diciembre de 2017 y se han llevado a cabo los viernes y sábados de cada semana, contaron hasta el pasado 15 de marzo con la asistencia de más de 4.500 pasajeros invitados por las autoridades saudíes.

El 'AVE del desierot' durante las pruebas.El ‘AVE del desierot’ durante las pruebas.

Durante este periodo, se han prestado 212 servicios de estas características (entre los cuales también se incluyen los trenes de exploración previos a las pruebas), con una distancia recorrida total de 60.405 kilómetros y una elevada puntualidad en las operaciones programadas para invitados, próxima al 100%, lo que pone de relieve la alta fiabilidad de los sistemas y de los trenes de alta velocidad.

El tiempo de viaje mínimo para el recorrido completo entre Medina y La Meca se situó en 2 horas y 52 minutos (sin paradas), con una velocidad consolidada de 200 kilómetros por hora en el 75% del trazado, si bien entre las estaciones de Medina y KAEC se efectúan habitualmente pruebas de demostración de sistemas a más de 300 kilómetros hora, velocidad máxima comercial en la línea.

Una vez que la línea ferroviaria de alta velocidad se encuentre plenamente operativa los trenes permitirán cubrir el conjunto del recorrido en una duración total de 2 horas y 11 minutos. En su trayecto habrá cinco megaestaciones (La Meca, Medina, Kaec, Yeda y Kaia), de cuya explotación se encargará ADIF, mientras que Renfe se ocupará de la línea.

El llamado Consorcio Al Shoula está formado por doce empresas públicas y privadas españolas (Renfe, Adif, Talgo, Copasa, OHL, Cobra, Siemens España, Indra, Imathia, Ineco, Inabensa y Consultrans) y dos saudíes (Al Rosan y Al Shoula).

Fuente: El País

2018-05-17T16:45:22+00:00