El FC Barcelona se desmarca de la creciente presión de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en lo que a patrocinios de productos financieros en el ámbito deportivo se refiere. El club anunció ayer que, en el marco de un acuerdo con la empresa de servicios de blockchain Chiliz, lanzará su propia criptomoneda dirigida a sus fans.

La idea que subyace tras el lanzamiento de los Barça Fan Tokens, nombre que tendrá la moneda, es según explicó en un comunicado la entidad la de facilitar una forma “innovadora” de que los fans interactuen con el club.

La posesión de estos Barça Fan Tokens dará a los aficionados la posibilidad de ganar premios y de votar en encuestas para decidir sobre cuestiones como la música que suena en el estadio cuando el club marque gol.

En principio, se ofrecerán 40 millones de estas criptodivisas valoradas en dos euros cada una y la mayor parte de los ingresos irán al club, según aseguró a Bloomberg en una entrevista Alexandre Dreyfus, consejero delegado de Chiliz. Para comprar los Barça Fan Tokens, los aficionados tendrán que usar el portal de Chiliz, Socios.com, y pagar con una criptodivisa que ya ha creado la propia Chiliz que usa el mismo nombre que tiene la empresa.

Pese a que el precio inicial está fijado en dos euros, en el futuro el precio estará condicionado por la oferta y la demanda. Chiliz ya ha alcanzado acuerdos similares con otros clubs y entre ellos, están el Atlético de Madrid. La empresa es de origen maltesa y por el momento no cuenta con autorización de ningún supervisor de los mercados para operar, aunque sostiene estar en proceso de obtener el visto bueno de la Financial Services Authority, la CNMV de Malta.

El supervisor español de los mercados abrió recientemente la puerta a la posibilidad de limitar los patrocinios deportivos relacionados con productos financieros complejos. El Atlético de Madrid y el Betis tienen en sus camisetas los logos de dos firmas de inversión que venden CFDs. Otros clubes de la liga española patrocinados por este tipo de empresas son el Real Madrid con Exness, el Valencia y el Getafe con Libertex y el Sevilla, con Ever FX. 

Fuente: Cinco Días