El Pacto de Toledo ultima un acuerdo para revalorizar las pensiones con el IPC

/, Actualidad Económica, EL PAÍS/El Pacto de Toledo ultima un acuerdo para revalorizar las pensiones con el IPC

La recomendación segunda del Pacto de Toledo, la que atañe al mantenimiento de los pensionistas, sigue centrando la atención de la subcomisión parlamentaria que trata sobre las reformas de las pensiones. Este martes, después de la llegada a La Moncloa del Pedro Sánchez, ha sido la primera reunión y, a tenor de la versión que han dado los portavoces de los grupos el acuerdo en este punto parece estar más cerca, pero no cerrado.

Esas versiones dicen que el IPC volverá a ser el principal referente para la evolución anual de las prestaciones que paga la Seguridad Social. Será así como norma general. Y esto deberá figurar en el texto que el próximo martes volverá a centrar la reunión del Pacto de Toledo.

MÁS INFORMACIÓN

El Partido Popular acepta esto, según explicaba su portavoz hoy en la reunión, José María Barrio. Esto supone un cambio sustancial sobre la reforma que aprobó en 2013, que hacía depender la revalorización de las pensiones de la situación financiera de la Seguridad Social.

Ya en las últimas reuniones del Pacto de Toledo había quedado claro que el PP había renunciado a la defensa cerrada de esa reforma. Y esa situación no se ha modificado pese a que haya perdido el Gobierno y ahora el inquilino de La Moncloa sea Pedro Sánchez. Barrios lo ha anunciado a la entrada de la reunión y lo ha mantenido a la salida: “El cambio de Gobierno no cambia nuestra posición”. Y eso es lo que da pie a que asuma ese incremento con el IPC, como norma general.

Pero la norma para este grupo y para Ciudadanos, PNV y PDECat debe tener excepciones. Quieren las pensiones más altas hagan “sacrificios” en tiempos de crisis si es necesario. No obstante, este grupo no es un bloque monolítico. Los hay como PDECat, que proponen que se mantenga el poder adquisitivo a lo largo del ciclo. Traducción: si en época de crisis las pensiones más altas suben menos, esto debe compensarse cuando llegan las vacas gordas.

Frente a esa excepción, están los grupos de izquierda, entre ellos el PSOE, ahora en el poder. Explicaba su portavoz a la salida del encuentro, Mercè Perea, que ellos no quieren hacer distinciones entre pensionistas y que esta diferenciación tampoco debe hacerse en el texto que salga del Pacto de Toledo. La misma posición defendía Aïna Vidal, de Unidos Podemos, quien, no obstante, se mostraba optimista sobre la evolución del encuentro y creía que el próximo martes se podía llegar a un texto común. 

La recomendación dos del Pacto de Toledo está siendo el principal escollo para la renovación del acuerdo parlamentario sobre pensiones. Cuando hace ya casi dos años se apreció las diferencias en este punto, se dejó al margen y se avanzó en otros. Pero la mejora económica y las persistentes subidas del 0,25% de los últimos años, desde 2014, provocaron la indignación del colectivo de pensionistas en los primeros meses de este año y manifestaciones masivas.

La movilización llevó al parlamento a volver a abordar el mantenimiento del poder adquisitivo de los pensionistas. También forzó al Gobierno a subir las pensiones un 1,6% este año y el que viene tras un acuerdo con el PNV. Desde marzo esta subcomisión parlamentaria está encallada en esta recomendación que parece desatascarse tras el encuentro de hoy y que puede resolverse definitivamente la semana que viene. 

Fuente: El País

2018-06-12T13:02:37+00:00