Enaire y los controladores negocian in extremis para evitar el caos aéreo este verano

/, Actualidad Económica, Cinco Días/Enaire y los controladores negocian in extremis para evitar el caos aéreo este verano

Enaire ha ofrecido hoy en una reunión con la representación sindical de los controladores aéreos elevar la plantilla en un 21% y acabar así con el déficit crónico de controladores en España. La cifra estaría en torno a los 400 nuevos controladores.

La reunión con Enaire, tras el cambio al frente del Ministerio de Fomento, ha sido calificada por los controladores como un primer paso positivo y ha servido para que, de momento, no se lance el preaviso de huelga que amenazaba la semana que viene con ocasionar un colapso aéreo en Barcelona. Los primeros paros estaban previstos para el miércoles y el domingo próximos en el centro de control aéreo de Barcelona.

Fuentes de los controladores aéreos consultadas por Cinco Días aseguran que la cifra ofertada por Enaire está muy cerca de las manejadas tradicionalmente por el sindicato USCA, que cifra en 500 controladores las necesidades de plantilla para atender el tráfico aéreo actual. Sin embargo, y a pesar de que reconocen el gesto de buena voluntad de Enaire, optan por ser prudentes y no hablar aún de aparcar el llamamiento a la huelga hasta ver por escrito los compromisos que eventualmente esté dispuesto a asumir Enaire. 

MÁS INFORMACIÓN

En todo caso, aseguran que en la contrapropuesta que llevaran mañana a la reunión prevista con los responsables de Enaire se encuentra la petición de que se permita dejar Enaire a los controladores aéreos que ya han manifestado su decisión de abandonar el servicio por razones de edad. Algo que hasta ahora la empresa pública no acepta.

Meses de tensión

La amenaza de huelga viene del pasado mes de abril, cuando el colectivo que gestiona el tráfico aéreo en España habló de posible conflicto en la temporada alta del verano. La respuesta desde el Gobierno fue filtrar la posibilidad de avanzar en la privatización de este tipo de servicios, una posición que enconó el enfrentamiento. Pero la escalada de tensión se vio relajada con el cambio de Gobierno y la disposición del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, a negociar. De hecho, ayer miércoles se produjo un primer contacto con USCA por parte del secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura. Este abrió posibilidades a un acuerdo y, a cambio, pidió responsabilidad y lealtad.

A la finalización de la nueva reunión celebrada hoy, esta vez con la dirección de Enaire, ha sido el presidente de USCA, Pedro Gragera, quien ha señalado a los periodistas que si tras el encuentro de ayer había mucho optimismo, hoy están “mucho más cerca de llegar a un acuerdo”, según ha recogido Efe.

Esto se debe a que la oferta presentada por Enaire va “más allá del cortoplacismo” y es una propuesta a largo plazo, que da respuesta al incremento del tráfico previsto. De momento, al sindicato le suena bien el incremento neto de personal del 21% en los próximos siete años propuesto por la empresa.

Fuente: Cinco Días

2018-06-28T15:59:37+00:00