España se queja ante Bruselas por el frenazo de Francia en las obras de conexión por AVE

/, Actualidad Económica, EL PAÍS/España se queja ante Bruselas por el frenazo de Francia en las obras de conexión por AVE

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha mostrado su malestar este martes porque Francia incumple el plan de inversiones en la alta velocidad con España para el servicio de pasajeros entre Burdeos e Irún, en el corredor Atlántico. Así, el país galo ha paralizado las inversiones y la comisión técnica francesa ha declarado que “no es prioritaria” su construcción, según ha comentado De la Serna en un acto para conmemorar el décimo aniversario del AVE Madrid-Barcelona. El ministro de Fomento ha precisado que el Gobierno español ha enviado una queja a la Comisión Europea anta la falta de compromiso del Ejecutivo francés.

De la Serna se comprometió en septiembre ante su homóloga francesa, Élisabeth Borne, a tener finalizadas en 2023 “todas las redes de alta velocidad” que se dirigen a la frontera del país vecino, lo que incluye el despliegue del AVE del corredor Mediterráneo hasta la Comunidad Valenciana, la conexión entre Burgos y Vitoria y la finalización del nudo de la Y vasca para conectar con el corredor Atlántico. Meses antes, el ministro de Fomento ya había inaugurado en San Sebastián las obras entre Astigarraga e Irún que permitirán, a partir de 2019, conectar con Francia en ancho europeo. Pero la falta de inversiones francesas en la línea Irún-Burdeos para enlazar con la conexión de alta velocidad con París compromete las prestaciones del servicio entre San Sebastián y la capital francesa. 

MÁS INFORMACIÓN

Frente al criterio técnico, que también ha supuesto “poner en pausa” el proyecto de alta velocidad hasta Montpellier, en el corredor Mediterráneo, De la Serna reclamó a Francia una decisión política para “en la medida de lo posible, se cumplan los compromisos”.

Revisión del inversiones en Francia

Las críticas a la ministra francesa le llegan en un momento delicado, ya que se encuentra en plenas negociaciones para evitar una protesta a gran escala entre los 260.000 empleados de la SNCF (el ferrocarril francés) ante los planes del Gobierno de Emmanuel Macron de reformar profundamente el endeudado sistema ferroviario nacional. El primer ministro, Édouard Philippe, presentó la semana pasada el informe elaborado por Jean-Cyril Spinetta, el exdirector de Air France al que el Gobierno comisionó a finales de 2017 analizar la situación de la red de trenes franceses y proponer una “estrategia de refundación” del modelo ferroviario, que arrastra una deuda de casi 45.000 millones de euros. 

Las principales propuestas de ahorro se centran, por el momento, en la posibilidad de aumentar los precios y en el recorte de privilegios de los trabajadores ferroviarios. Aun así, el informe también hace mención al alto coste de las líneas de alta velocidad, cuyo modelo económico “se ha degradado desde 2008” debido, entre otros, a un contexto económico “desfavorable”, una creciente competencia de líneas de bajo coste y otros modelos de transporte como vehículos compartidos o, también, el “impacto” de los atentados de 2015 y 2016 en Francia, indica. 

Solo entre 2010 y 2016, la deuda de la SNCF aumentó en 15.000 millones de euros por infraestructura y alrededor de la cuarta parte de ese incremento se debe a la “realización simultánea de cuatro grandes proyectos de líneas de gran velocidad”, señala el informe, que analiza además la rentabilidad del tren de alta velocidad (TGV). De acuerdo con el estudio, que se centra en los viajes domésticos, las líneas son rentables (es decir, sustituyen prácticamente al uso del avión) cuando el trayecto es inferior a los 600 kilómetros, es decir, que el viaje se realiza en menos de 2.30 horas. A partir de esa distancia, la competitividad con el avión empieza a declinar hasta que el tren deja de ser el medio de transporte preferente a partir de viajes de entre 800 y 1.000 kilómetros.

Liberalización en España

El ministro realizó sus críticas a Francia ante los periodistas en un viaje en el AVE Madrid-Barcelona, dentro de los actos para celebrar los 10 años de la inauguración de esta línea de alta velocidad.

En esta década, el corredor Madrid-Barcelona, el más rápido en velocidad media, ha trasladado a más de 31 millones de viajeros, solo en trayectos directos. “Es un caso de éxito. La valoración de estos diez años es muy positiva, son resultados espectaculares, ya que dos tercios de los viajes de este trayecto se hacen en alta velocidad”, ha comentado De la Serna. Según datos de Renfe, más de 85 millones de viajeros han utilizado el tren en el tramo Barcelona-Camp de Tarragona para viajar a diferentes partes de la península.

De la Serna ha recordado que en 2020 se abre un escenario “completamente nuevo” con la liberalización del transporte de pasajeros en España. “Necesitamos productos frescos que nos permitan competir. Vendrán a nuestro país actores privados a competir con el producto que tengamos, ese es el AVE, y nosotros intentaremos ir a competir a sus países”, ha explicado. Es por ello por lo que Renfe ha lanzado EVA, un servicio low cost del AVE que estará disponible a partir de 2019 y que cuenta con un precio más reducido. “Debemos anticiparnos a lo que creemos que será la oferta de los competidores privados”, ha asegurado.

El ministro ha descartado la opción de abrir Renfe Pasajeros a la inversión de capital privado, ya que, asegura, “no proporcionaría valor añadido”. Sin embargo, en el caso del transporte de mercancías sí se ha abierto un proceso para buscar inversión externa.

Moneo renovará Atocha y la conexión de AVE con Barajas está en estudio

Para ampliar la oferta en Madrid y Barcelona, el ministro ha anunciado una inversión de 10 millones en Sants, la principal estación de la Ciudad Condal, para cambiar la composición de las vías y aumentar así la capacidad de una estación “muy saturada”. Además, se va a reactivar la tercera fase de las obras de la Sagrera y se va a apostar por convertir a El Prat en una gran estación del AVE, hasta donde también llegará el servicio de bajo coste.

Íñigo de la Serna también ha destacado las obras que se llevarán a cabo en Madrid para ampliar las estaciones de Atocha y Chamartín y aumentar la fluidez del tráfico de viajeros. “Estamos estudiando cómo unir las dos estaciones y realizamos pruebas para poner un túnel que las conecte”, ha comentado De la Serna que ha explicado que el encargado del proyecto de la estación de Atocha será Rafael Moneo, arquitecto que llevó a cabo la ampliación del Museo del Prado. En la ampliación de Atocha se añadirán más andenes y se llevará a cabo “una gran inversión”, aunque el ministro no ha proporcionado una cifra.

Además, ha comentado que Fomento “está estudiando” la llegada del AVE al Aeropuerto de Barajas, aunque no hay aún nada concreto. Así, durante la tarde del lunes se reunieron representantes de Aena, Adif y Renfe para tratar la posible llegada. En cuanto a la conexión con Valencia, ha explicado que han conseguido reducir el trayecto en pruebas en algunos tramos que unen Barcelona y la ciudad en 30 minutos, por lo que el ministro confía en que, cuando terminen las pruebas (aunque no precisa cuando), se podrán unir las dos ciudades en dos horas.

Fuente: El País

2018-02-20T18:57:39+00:00