Globalia está a la busca de nuevos destinos para la expansión de su cadena hotelera Be Live, que opera en régimen de gestión, ya que los mercados tradicionales como Cuba, República Dominicana, México, Baleares o Canarias están a la baja, según aseguró el director general de desarrollo internacional de Globalia, Lisandro Menu-Marque.

El grupo que preside Juan José Hidalgo quiere tener presencia hotelera en aquellos destinos a los que vuela, con el fin de generar sinergias que le ayuden a entrar en mercados tan competitivos como Brasil, México, Chile o Argentina. Un ejemplo de esta estrategia es el vuelo directo desde Madrid a Puerto Iguazú, que inauguró la aerolínea esta fin de semana y al que invitó a distintos medios de comunicación, entre ellos EL PAÍS.

MÁS INFORMACIÓN

“La internacionalización y hacer global al grupo encontrando nuevos mercados es nuestro mandato de crecimiento, siempre ajustándose, a nuestra filosofía, con un producto confiable y honesto que se identifique con las marcas”, aseguró Menu.

Be Live Hotels va a gestionar un establecimiento en Panamá próximamente y está ultimando la explotación de otro en Cartagena de Indias (Colombia), aumentando así su presencia en Latinoamérica, donde ya opera en Punta Cana (República Dominicana), Cuba y Cancún (México), aunque en este último destino ha roto el contrato de gestión. También estudia la posibilidad de explotar dos establecimientos en Iguazú. La cadena suma más de 10.000 habitaciones en 33 establecimientos repartidos por España, Portugal, Marruecos, El Caribe y Colombia.

Paralelamente, prepara el desembarco en esos destinos de su touroperador Travelplan, con el fin de llevar turistas al nuevo destino, y de las agencias de viajes (Halcón Viajes y Viajes Ecuador). La expansión de esa red hotelera bajo el régimen de gestión y de la expansión de la agencia de viajes en mercados como Brasil, México o Colombia se hará junto a socios locales mediante recursos propios y sin recurrir al endeudamiento, aunque los proyectos están aún en fase de análisis, según aclaró el responsable de desarrollo internacional.

Menu confía en que Wakalua, el hub de innovación turística, en colaboración con la Organización Mundial del Turismo (OMT), que acoge proyectos de startups turísticas de todas las partes del mundo aporte nuevos destinos e ideas para el grupo

Planes de Air Europa

Air Europa también quiere expandirse en Latinoamérica. La aerolínea incrementará entre un 25% y un 26% su capacidad en los vuelos que opera entre Europa y América el próximo año, en el que lanzará dos nuevas rutas desde Madrid a Cartagena y San José de Costa Rica a partir de abril, según ha avanzado el director general de América de Globalia, Diego García. Con ello, junto a la conexión a Fortaleza que estrenará el 20 de diciembre, con dos frecuencias semanales, y que pasará a tres en 2020, la aerolínea sumará 26 destinos entre Europa y América.En 2019 ha inaugurado itinerarios a Panamá, Iguazú y Medellín.

A este refuerzo también contribuirá el despliegue de aviones 787 en varias rutas en sustitución de los A330, el aumento de frecuencias en algunas rutas y la nueva clase business (de 36 plazas) que lanzará a nivel mundial, con dos primeros aviones en Argentina, destino elegido para estrenar la nueva cabina.

La compañía quiere seguir expandiéndose en el continente americano pese a las turbulencias económicas o cambiarias como las que recientemente ha sufrido Argentina, recurriendo a promociones de billetes con pago hasta en 12 cuotas sin interés.

«Seguimos confiando en Argentina porque hay un mercado de vuelos constantes de los parientes que viven en países europeos. Nuestra política turística y comercial debe estar más allá de la cuestión política porque es una inversión a largo plazo y apostamos fuerte por la estrategia de seguir conectando a Europa con América», indicó García.

El responsable de Air Europa indicó que la aerolínea mantienen sus planes de abrir ruta de Madrid a Santiago de Chile y a México DF, aunque aún no hay fecha definida. Con el de Iguazú, Air Europa suma un total de 23 destinos en el continente americano.

Fuente: El País