Hidalgo: “La CE no debe cambiar su regulación; si Iberia no puede operar, aquí está Air Europa”

/, Actualidad Económica, Cinco Días/Hidalgo: “La CE no debe cambiar su regulación; si Iberia no puede operar, aquí está Air Europa”

Torpedo de Air Europa contra Iberia en pleno debate sobre las consecuencias que puede tener un Brexit duro sobre la aerolínea del holding IAG. El presidente de la primera, Juan José Hidalgo, ha metido máxima presión al afirmar esta tarde que espera el máximo rigor de la Comisión Europea en el estudio de la estructura de propiedad y control de Iberia una vez que Reino Unido abandone la UE y que los accionistas de ese país dejen de ser considerados comunitarios. “La Comisión está muy dura, espero que no haya chanchullos”, ha señalado.

Hidalgo ha manifestado esta exigencia en una entrevista ofrecida al Canal 24 Horas de TVE, en la que también ha salido en defensa de la actual normativa de la UE sobre participación accionarial y control efectivo de las aerolíneas. Esta última recoge que más del 50% de las acciones estén en manos de inversores del área económica europea, al tiempo que vigila que el control efectivo no recaiga en entidades de terceros países: “¿Por qué se va a cambiar esa regulación? Yo la defiendo porque además le viene bien a Air Europa como aerolínea española”, ha aseverado Hidalgo.

El Gobierno está claramente alineado con la defensa de la españolidad de Iberia, con la salida de prácticamente todos los ministros a declararse convencidos de que seguirá volando

En los últimos meses, tanto la dirección de Iberia como el ministerio español de Fomento tratan de hacer ver en Bruselas que esa normativa, procedente de los años cuarenta, está obsoleta a la vista de que grandes grupos europeos del sector cotizan en Bolsa. En la misma línea, de argumentar la imposibilidad de controlar la nacionalidad de los accionistas, trabaja el Gobierno de Irlanda para defender los certificados de vuelo de Ryanair o Aer Lingus.

Iberia ya ha elaborado un informe para la CE, que previamente ha entregado al Gobierno español, en el que defiende su pedigrí de empresa de la UE, domiciliada en España, que paga impuestos en este país y que opera desde sus inicios con certificado español. Respecto a las estructuras de control, la mayoría de los derechos de voto están en manos de Garanair, sociedad vinculada al grupo español El Corte Inglés.

Empresa estratégica para España

Con 17.000 empleados y líder en corredor del Atlántico Sur, además de abrir camino hacia Asia con sus conexiones con China y Japón, la que fue aerolínea de bandera juega un papel determinante en la conectividad de España con el resto del mundo.

“La Comisión está muy dura, espero que no haya chanchullos”, ha señalado el presidente de Air Europa

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha señalado en los últimos días que las aerolíneas españolas que pudieran verse afectadas por el Brexit están trabajando para adaptar sus estructuras de capital a las exigencias de la CE. En todo caso, la concesión y vigilancia de los certificados de operador aéreo está en manos de Fomento, a través de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA). La CE, eso sí, tiene potestad para requerir la revisión de esos permisos que permiten volar en los cielos de la UE.

Pese a que el Gobierno está claramente alineado con la españolidad de Iberia, y que prácticamente han salido todos los ministros a declararse convencidos de que la compañía de IAG no tendrá problemas para continuar con su normal actividad, Hidalgo ha señalado que, de decaer el certificado de operador aéreo de la mayor compañía española de largo radio, Air Europa “estará ahí como aerolínea española”. El empresario dice tener capacidad para poner en juego una flota “mucho más moderna que la de Iberia” en solo seis meses.

Air Europa espera siete nuevos aviones y su propietario ha asegurado que incorporará a 1.000 nuevos trabajadores. La firma de la familia Hidalgo prevé ofertar un 8,5% de asientos extra, respecto a 2018, en vuelos de larga distancia. Para ello cuenta con cinco nuevos Boeing 787-9 con capacidades entre 330 y 340 pasajeros.

Su plan de rutas pasa por abrir en junio conexiones con Iguazú y Medellín, al tiempo que contará con cinco frecuencias semanales a Panamá y ha puesto mayor capacidad entre España y Cuba. Ya en el Norte de África y Europa, la empresa que preside Juan José Hidalgo prevé la llegada a Casablanca, Túnez, Estocolmo, Copenhague y Atenas. “Lo que tenemos nos lo hemos ganado con nuestro sudor, lo mismo ahora cae el maná del cielo“, ha dicho Hidalgo en referencia a una hipotética cancelación de los derechos de vuelo de Iberia.

Respecto al grupo Globalia, prevé un crecimiento del 10% en el beneficio neto en 2019. Javier Hidalgo, hijo del patriarca, ha tomado las riendas del holding como consejero delegado al tiempo que está fortaleciendo su participación. El pasado mes de septiembre Globalia fichó a Juan Arrizabalaga, que llevaba cinco años al frente de Altadis, para compartir la gestión con Hidalgo hijo.

Reclamación a Venezuela

Juan José Hidalgo ha aprovechado su intervención en TVE para exigir a Venezuela el pago de 200 millones de dólares (unos 176 millones de euros) y ha subrayado que su compañía estará preparada para salir del país en caso de conflicto. Días atrás, el sindicato Sepla demandó que las tripulaciones dejaran de pernoctar en Caracas, medida que sí tomó Iberia en cuanto estalló el conflicto.

Air Europa tiene intención de seguir operando en Venezuela, concretamente en la línea Madrid-Caracas: “No vamos a renunciar a una operación que es importante para la empresa”.

Fuente: Cinco Días

2019-02-08T17:10:32+00:00