El grupo IAG, formado por British Airways, Iberia, Vueling, Level y Aer Lingus, ganó 70 millones de euros en el primer trimestre de 2019, lo que supone un descenso de 705 millones respecto al mismo periodo del año anterior, un 62,6% menos. Ese descenso se debe sobre todo a que en el primer trimestre de 2018 el grupo reconoció una ganancia excepcional de 678 millones de euros motivada por el cierre de los planes de pensiones de British Airways.

No obstante, el beneficio de las operaciones del grupo del trimestre también cayó en los tres primeros meses de este año hasta los 135 millones de euros, cifra que supone un descenso de 205 millones  frente a 2018 y de 144 millones de euros a tipos de cambio constantes. La caída se debió principalmente al incremento del combustible, la capacidad existente en el mercado que impactó los ingresos unitarios por plaza ocupada (yields) y las fechas de Semana Santa que el año pasado cayeron en el primer trimestre y este año en abril.

Los ingresos ascendieron a 5.318 millones, lo que representa un aumento del 5,9, mientras que los ingresos por pasaje crecieron un 5,2% hasta los 4.646 millones. Los gastos de combustible aumentaron un 22,8% y los costes unitarios de combustible crecieron un 11,1% a tipos de cambio constantes por el efecto del aumento del precio medio del combustible después de coberturas, debido principalmente a que las ganancias obtenidas con las coberturas en 2018 no se repitieron en 2019.

Fuente: El País