Javier Mateos: “Esperamos que Zity empiece a ser rentable en 2019”

/, Actualidad Económica, Cinco Días/Javier Mateos: “Esperamos que Zity empiece a ser rentable en 2019”

Javier Mateos: “Esperamos que Zity empiece a ser rentable en 2019”

Javier Mateos es el consejero delegado de Zity, la compañía de carsharing creada en diciembre de 2017 y participada por Ferrovial. Ha tenido que hacer frente a dos competidores que ya están asentados en el mercado, Emov y Car2go. La empresa posee una flota de 500 vehículos Zoe de Renault, 100% eléctricos y con cinco plazas, algo que la diferencia de sus competidores. Esta semana, Zity lanzará una serie de novedades entre las que destaca una nueva zona de servicio en el barrio madrileño de Valdebebas.

Pregunta. ¿Por qué en Valdebebas?
R. Hemos detectado que hay usuarios que nos están demandando el servicio en esa zona. Además, también abriremos otra isla de servicio especialmente para el festival Mad cool, pero la de Valdebebas será la que quede de forma permanente.

P. ¿Qué otras novedades presentará el servicio este mes?
R. Vamos a lanzar unos packs de ahorro zity, que tienen descuentos especiales, de hasta el 44%. Con esto pasamos a ser el carsharing más competitivo de Madrid. Por otra parte, hemos acordado una alianza con Valeet, (una app de aparcacohes), que será muy útil en desplazamientos al aeropuerto y a la estación de trenes de Atocha. La app de Valeet permitirá al usuario reservar un coche nuestro, situarlo donde el cliente quiera y cuando llegue al aeropuerto habrá un conductor de esta compañía que se encargará de aparcar el Zity, lo que nos proporciona más flexibilidad. Esta función estará disponible a lo largo de julio. Además, lanzamos tarifas nuevas. Ahora mismo, tenemos una opción 24 horas con un coste fijo de 66 euros. Hemos entendido que teníamos que adaptar los usos. Por eso, ofreceremos a partir de esta primera quincena de julio un paquete 4 horas, uno de 8 y mantendremos el de 24.

La compañía prevé aumentar su cuota de mercado por encima del 25,3% actual

P. ¿Cómo han sido estos primeros meses?
R. Intensos. Hemos tenido 6 meses dinámicos, llenos de novedades y también muchísima agilidad por nuestra parte para adaptarnos a lo que los usuarios querían. Estamos cumpliendo nuestro plan de negocio, se están alcanzando nuestras metas en cuanto a usos diarios, usuarios. Y las últimas novedades que hemos lanzado al mercado han sido muy bien acogidas. Estamos en torno a 100.000 clientes, recién cumplidos esta semana. Con lo cual estamos muy cerca de lo que entendemos como un lanzamiento muy exitoso.

P. ¿Cuál es el perfil de usuario de Zity?
R. El 80% están en un rango de edad de entre 25 y 50 años. Zity no es solo para jóvenes, incluso tenemos usuarios por encima de 70 o 75 años. Nuestro servicio se adapta a múltiples usos, aunque es cierto que se usa mayoritariamente para el trabajo. Tenemos tres picos: a las nueve, a las 15h y a las 21h. En esas horas, nuestra flota está prácticamente cubierta. Tenemos más de 400 alquileres en esas franjas horarias, siendo el viernes el de mayor uso.

P. ¿Cuales son las previsiones para este año?
R. 2018 es el año del lanzamiento de la marca, estamos en los números que queríamos estar, con entre seis y ocho usos diarios de media. La facturación está en línea de lo que esperábamos. Eso nos lleva a pensar que en el 2019 vamos a tener un año de expansión, de crecimiento, más controlado que el de lanzamiento. Esperamos llegar, por lo menos al umbral de rentabilidad. A partir de ahí va a depender mucho de ampliaciones de flota y de zona de influencias. Estamos estudiando ciudades del entorno de Madrid y del área metropolitana en las que tenga sentido que haya zitys disponibles. A corto plazo estamos centrados solo en la capital.

P. ¿Qué tipo de ciudades es el perfil de Zity?
R. Es un proyecto mundial. Zity es una colaboración entre Renault (20%) y Ferrovial (80%). Ambas son compañías multinacionales cuyo objetivo no es tener un proyecto en Madrid que funcione estupendamente como lo está haciendo, sino expandirse en el mundo. Tienen que ser ciudades que reúnan una serie de características: Tanto de población, de complejidad del tráfico, de digitalización del mercado. En España no son muchas las que ahora mismo cumplen esos requisitos. Barcelona y pocas más. No estamos hablando del corto plazo. Quizá en el medio, largo plazo el objetivo sea que Zity esté presente en otras partes del mundo.

P. ¿Qué deberían hacer las administraciones para favorecer el desarrollo del carsharing?
R. Madrid es un ejemplo de gran potenciador del carsharing. Que en la zona de estacionamientos regulados, zona azul y verde, cualquier usuario pueda dejar su Zity sin pagar por el estacionamiento, es un beneficio asociado al vehículo que te garantiza que tengas una mejor acogida por el cliente. Pero todavía queda recorrido, no hay una normativa específica para el carsharing en Madrid, que pudiese permitir, por ejemplo, estaciones de intercambio de vehículos, que sí tienen otros sectores con más recorrido, como el taxi. Esas estaciones de intercambio de vehículos permitirían una descongestión del centro.

En nuestras sedes tenemos habilitados aparcamientos para usuarios, pero si tuviéramos esas zonas de intercambio de vehículos, incluso de recarga, lo veríamos como un apoyo mucho más claro por la administración. Soy el primero que usa otras formas de transporte, ya sea vehículo privado, Uber, transporte público o taxi. Esa intermodalidad hay que favorecerla y sería más fácil con grandes intercambiadores.

P. ¿Qué cuota de mercado tiene Zity en el carsharing madrileño?
R. Estamos entorno al 25, 27%. Entra dentro de algo razonable. Tanto car2go como Emov llevan bastante más tiempo que nosotros operando. Somos los últimos en aparecer y estamos dentro de lo que esperábamos.

P. ¿Cree que todavía hay mercado para que surjan nuevos competidores?
R. Absolutamente. Todas las empresas de carsharing estamos muy centradas en la almendra central, cubriendo una zona que tiene una dificultad extraordinaria, que se va a a incrementar en octubre y noviembre con la entrada en vigor de la zona cero emisiones que el Ayuntamiento de Madrid plantea. La evolución de la movilidad en Madrid nos está llevando a dejar el coche particular para desplazamientos fuera de la ciudad y para dentro, utilizar el transporte público, el motorsharing, el carsharing o cualquier otra forma de moverte. Eso lo que hace es que haya los operadores que haya, elsector vaya creciendo pero por demanda natural de la sociedad y de las administraciones.

P. ¿Cuánto puede crecer el mercado de carsharing en el corto y medio plazo?
R. Según las estimaciones que tenemos, que son números de una consultora externa, en 2030 el volumen de viajes compartidos estará por encima del 25%. Con todas las plataformas de movilidad que están operando en la ciudad, no es posible cubrir esa demanda. Ahí es donde entran más operadores. Si hay más demanda de la que Zity o cualquiera de las compañías pueda satisfacer, el usuario estará frustrado. La complejidad de poder moverte dentro de la ciudad se tiene que satisfacer en en primer lugar, si no estamos perdiendo interés de cara al usuario.

P. Entonces, ¿Si entran competidores sería beneficioso para el sector en general?
R. El sector ha crecido en los últimos seis meses con la entrada de Zity. Estamos hablando de cifras cercanas al 20%. Es muy alta en tan poco tiempo.
Si entra un nuevo competidor, obviamente a los operadores actuales nos afectará en la rentabilidad a corto plazo, pero estamos en proyectos que son de medio y largo plazo.

Fuente: Cinco Días

2018-07-04T05:17:50+00:00