Laboral Kutxa apuesta por el modelo omnicanal y la transformación digital

/, Actualidad Económica, Cinco Días/Laboral Kutxa apuesta por el modelo omnicanal y la transformación digital

El presidente de Laboral Kutxa, Txomin García, ha destacado este sábado, en la Asamblea General celebrada en el Palacio Kursaal de San Sebastián, que la entidad apostará por el “modelo omnicanal y la transformación digital”.  

“Nos enfrentamos al desafío de acometer una transformación de gran calado para dar respuesta a las nuevas demandas en un entorno mucho más competitivo, en el que la tecnología no solo redefine el modelo de relación con el cliente, sino que transforma el propio modelo de negocio”, ha señalado García. 

La respuesta de Laboral Kutxa, en palabras de García, es “la omnicanalidad a través de un modelo híbrido, adecuando la oficina física y los roles de las personas a una estrategia multicanal”. Las prioridades de la entidad de los próximos años se asentarán, a su juicio en tres ejes principales: gestión comercial, transformación digital y gestión de personas. En cada una de estas áreas, la entidad cuenta con proyectos estratégicos específicos con un “fuerte componente transformador con el objetivo de ganar valor para los clientes”.

En su alocución, García ha dibujado un entorno bancario sometido a una gran presión regulatoria que encarece las exigencias de capital, al que se añaden nuevos hitos normativos que tendrán especial incidencia en el futuro inmediato, como la ley de protección de datos, la directiva PSD2 y la nueva Ley Reguladora de los Contratos de Crédito Inmobiliario

La actividad comercial de la cooperativa de crédito se centrará en el negocio mercantil, la comercialización de seguros y la diversificación del pasivo

121 millones de beneficio en 2017

La Asamblea General ha aprobado las últimas cuentas de la cooperativa de crédito, que obtuvo 121,4 millones de euros de beneficio, lo que supone un incremento del 9,1% respecto a 2016. Julio Gallastegui, director general de la entidad, ha destacado el mérito de los resultados obtenidos a pesar de la dificultad para generar negocio típicamente bancario por los bajos tipos de interés.

En un entorno competitivo donde una de las principales preocupaciones de la banca es recuperar las cotas de rentabilidad perdidas durante la crisis, la cooperativa de crédito vasca ha mejorado su rentabilidad en relación a sus recursos propios (ROE), que se eleva hasta un 7,53%.

Gallastegui también ha señalado otros elementos ilustrativos del “buen estado de salud” de la entidad, como la baja ratio de morosidad con la que la cooperativa ha cerrado el ejercicio, 5,09%; los altos niveles de liquidez, LTD 78,1%; y la fortaleza medida en términos de solvencia, con un CET1 que se sitúa en un 18,14%.

En su opinión, la actividad comercial de 2018 se centrará en el negocio mercantil, la comercialización de seguros y la diversificación del pasivo hacia figuras de intermediación ajenas a balance. Gallastegui ha mostrado su confianza en una progresiva mejora de la inversión crediticia. Asimismo, ha indicado que los tipos de interés implícitos en las distintas curvas reflejan una cierta subida con escaso efecto en 2018 y un crecimiento moderado con posterioridad. Sin embargo, a su parecer, sí se espera un comportamiento favorable en el apartado de la morosidad.

Para todo ello, Gallastegui ha señalado que la entidad cuenta con un gran equipo de especialistas en seguros y finanzas, profesionales que son muy bien valorados por la clientela y que se hallan perfectamente cualificados para realizar sus funciones de asesoramiento.

Fuente: Cinco Días

2018-04-21T14:26:09+00:00