Entertainment One, la empresa birtánica propietaria de la popular serie de dibujos animados Peppa Pig, sube un 30% en la Bolsa de Londres tras el anuncio de una opa por parte de Hasbro, gigante estadounidense de juguetes y juegos de mesa. Hasbro ofrece 3.600 millones por Entertainment One.

La operación permitirá a Hasbro ampliar su catálogo de juguetes que comercializa bajo licencia: en el último trimestre la empresa creció en ventas y benficio gracias a la venta de figuras relacionadas con los cómics y películas de Marvel. Además, Hasbro comercializa los juguetes Playskool y juegos de mesa tan conocidos como Monopoly o Cluedo.

Es la mayor compra jamás realizada por parte del gigante de la juguetería, además de su primera incursión en el mundo de los medios de comunicación. «La operación tiene mucho sentido para Hasbro, añadiendo Peppa Pig o PJ Masks a su catálogo de marcas sobre las que tiene licencia para fabricar juguetes», explicó una analista a Reuters. «Está menos claro cómo encajarían las operciones de televisión, cine y música», añadió.

Además de Peppa Pig y PJ Mask, Entertainment One realiza otras series infantiles, como El Pequeño Reino de Ben y Holly, y está lanzando una nueva producción de dibujos animados denominada Ricky Zoom. El grupo dispone también de una división de cine, una división de música que se considera el primer sello independiente en EE UU y otra de televisión, donde produce series para Netflix, HBO y otros canales. Aunque Entertainment One está basada en Canadá, cotiza en la Bolsa de Londres.

La evolución bursátil de Entertainment One no ha sido positiva este año, lo que ha facilitado la operación, al igual que la caída de la libra esterlina. Además, el sector de los contenidos y los medios de comunicación está en plena ebullición con el lanzamiento de plataformas de ‘streaming’.

Fuente: Cinco Días