Concha Osácar y Fernando Gumuzio pasan al ataque de nuevo. Tras perder el control de Hispania el pasado año después de la opa de Blackstone por la socimi, su grupo Azora ha vuelto a levantar un fondo hotelero que ya ha realizado sus primeras compras en España aprovechando la experiencia adquirida en este segmento durante los últimos años en la gestión de Hispania.

Azora ha adquirido al grupo hotelero Med Playa siete hoteles en España. El portfolio cuenta con un total de 1.670 habitaciones: el Hotel Pez Espada de Torremolinos y el Hotel Riviera de Benalmádena, localizados en la Costa del Sol; y los hoteles Flamingo Oasis, Río Park, Riudor, Regente y Agir situados en Benidorm, según informó la empresa inmobiliaria este jueves en un comunicado. La compañía no ha desvelado el monto de la operación.

Azora llevará a cabo la reforma de los hoteles por un total de 30 millones de euros, con la intención de reposicionarlos en el segmento de cuatro estrellas, mientras que el Grupo Med Playa continuará con la gestión de los establecimientos por un periodo de hasta treinta y cinco años. “Azora y Med Playa seguirán colaborando en inversiones conjuntas en el futuro”, informan en el comunicado.

La estrategia de Gumuzio y Osácar es similar a la que ya siguieron en Hispania, aunque en este caso de momento no llevan a cabo compras a través de una socimi. Azora, espespecializada en captar y gestionar inversiones a través de vehículos inmobiliarios, adquiere hoteles de forma oportunística (con necesidad de inversión en reformas) y cede la actividad hotelera a un operador. Así, en Hispania lograron ser el mayor dueño de hoteles en España con 13.000 plazas. Actualmente esos hoteles, después de la opa de Blackstone y de que Hispania dejara de cotizar, están gestionados por la inmobiliaria HI Partnets.

Esta operación muestra la firme decisión de Azora de continuar invirtiendo en el sector hotelero, sobre todo cuando podemos ir de la mano de un operador hotelero con más de 50 años de experiencia como es Med Playa”, destaca Concha Osácar, socia fundadora de Azora. 

La inmobiliaria también destacó hace unos meses que está abierta a expandir a Portugal esta estrategia de compras hoteleras.

Los fundadores de Azora intentaron llevar a Bolsa a la compañía el pasado año para captar más de 450 millones para seguir invirtiendo. Pero la situación de los mercado en ese momento hizo imposible la OPV. Sin embargo, posteriormente captaron 750 millones de los fondos Madison y CBRE GI para un nuevo vehículo que invierta en vivienda en alquiler, otra de sus áreas de especialización a través de compañías como Colón Viviendas y Encasa Cibeles. 

Azora, propiedad de Gumuzio y Osácar, también obtuvo una compensación de 224 millones de euros de Hispania, ya que se encargaba de la gestión externa de la socimi tras la toma de control de Blackstone.

Fuente: Cinco Días