Los ejecutivos de sociedades de inversión inmobiliaria (socimis) como Azora Capital o Merlin Properties han reclamado este jueves una mayor colaboración público-privada para aumentar el parque de viviendas, especialmente el del alquiler, como vía para facilitar el acceso a la vivienda.

En ese sentido, el consejero delegado de Merlin Properties, Ismael Clemente, señaló esta mañana durante la presentación del informe sobre tendencias en el mercado inmobiliario en Europa 2020 elaborado por PwC, que la solución a la dificultad de acceso a la vivienda pasa por aumentar la oferta, cediendo suelo público a empresas privadas por un tiempo determinado con subastas, o movilizando suelos dotacionales.

También se ha referido a la Sareb (la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria, conocida como ‘banco malo’), sobre la que ha opinado que debería comprarla el Estado para poner sus activos en el mercado del alquiler, con los trabajos de terminación o reforma que necesite cada vivienda.  «Hay una leyenda urbana que dice que Sareb tiene activos en sitios que nadie quiere. Eso no es verdad, tiene activos en todos sitios y la mayoría en zonas tensionadas donde el alquiler ha subido de forma artificial», ha señalado el ejecutivo de Merlin Properties.

Igualmente, según ha considerado la socia fundadora de Azora Capital, Concha
Osácar, que también estuvo presente ene le acto organizado por la consultora, la mejor vía para facilitar el acceso a la vivienda sería aumentar la oferta aprovechando un buen momento de inversión en el sector inmobiliario. 

«La política tiene aversión a la financiación privada, pero no hay capacidad de inversión pública. Y la solución es muy sencilla: lo política tiene el control del suelo y la normativa. Desarrollar una normativa con pisos permanentemente en alquiler, y desde el punto de vista privado, financiar y gestionar», ha señalado Osácar.

La ejecutiva de esta gestora de inversiones inmobiliarias ha asegurado que sus propiedades residenciales en alquiler tienen un precio inferior a la media nacional (7,9 euros el metro cuadrado frente a los 10,9 euros de media nacional, según el portal Idealista), un precio que es menor en sus alquileres en suelos dotacionales.

«Si de verdad se quiere buscar una solución, hay interés institucional, fondos de pensiones del norte de Europa muy interesados en invertir en este ámbito», ha añadido la ejecutiva, que ha considerado que este interés de los inversores es «una oportunidad» para aumentar el parque de viviendas. 

Preguntada durante el acto sobre el peligro de generar un ‘boom’ inmobiliario como el de la primera década del siglo XXI, Osácar ha considerado que no es comparable, ya que las 600.000 viviendas que se llegaron a construir por año fueron «un dislate», y ha señalado que un ritmo de
200.000 viviendas nuevas al año sería más cercano al tamaño real del mercado. «Hoy apenas estamos en 70.000», ha indicado.

Tras el acto, la ejecutiva de Azora se ha mostrado dispuesta, en declaraciones a los periodistas, a acudir al plan de cesión de suelos para construir vivienda en alquiler en el que está trabajando el Ministerio de Fomento, anunciado el pasado mes de octubre. «Lo que ha anunciado el ministro me parece interesante y es lo que hay que hacer, ahora hay que ver cómo son las reglas de juego», ha explicado Osácar, que ha señalado que tienen un fondo de 800 millones para invertir en 10.000 viviendas de alquiler, aunque eso dependerá si Fomento lanza ese plan «pronto», ha recordado.

Fuente: Cinco Días