Nike presenta una tecnología que apunta a resolver el mayor problema para sus clientes: no saber si el calzado que compran por internet realmente les quedará bien. La compañía de zapatillas más grande del mundo está lanzando Nike Fit, una adición a su aplicación que permite a los compradores escanear sus pies en casa y obtener su talla en varios modelos. La compañía dice que el 60% de las personas usa zapatos de talla equivocada, y la preocupación por el ajuste tiene un impacto material en la confianza del consumidor.

«Esto es algo que Nike, como cualquier otra empresa de calzado en el mundo, ha estado tratando de mejorar desde que se inventaron los zapatos», afirma Michael Martin, jefe de productos digitales de la compañía con sede en Beaverton, Oregon. «Ahora lo hemos resuelto».

Con Nike Fit, los clientes escanean sus pies con la cámara de su teléfono inteligente. Con una precisión de hasta 2 milímetros, la aplicación examina cada pie, no solo la longitud y el ancho, lo que ayuda a Nike a sugerir la mejor talla para cada modelo. Nike también utilizará alfombrillas de escaneo en las tiendas para que los clientes puedan medir sus pies.

La aplicación está de momento en pruebas y será lanzada en los próximos meses. Con ella, Nike podría resolver un problema financiero para Nike, que recibe más de 500.000 quejas al año por las tallas. En todo el sector, dice la compañía, el 27% de los zapatos comprados por internet son devueltos por ese motivo. Además, es muy posible que a las personas que les queden mal sus Nike por usar la talla incorrecta busquen en otra marca su próximo par.

Iniciativas de marketing

La tecnología también encaja con las dos iniciativas principales de Nike: lograr que más personas se registren y recopilar más información sobre sus clientes.

Los miembros registrados de Nike gastan tres veces más en Nike.com que los invitados, y las nuevas tiendas insignia de Nike, así como algunos de sus nuevos productos, están diseñados para ser experimentados con la aplicación para miembros. Martin asegura que las primeras pruebas en las tiendas muestran que la tecnología Fit ha sido «una de las palancas más sólidas que hemos encontrado hasta ahora» para que los consumidores se registren.

Una base de datos de pies también es valiosa para una compañía que logró con los zapatos el 61% por ciento de sus ingresos de 36.400 millones de dólares del año pasado.

Junto a, por ejemplo, las nuevas zapatillas Adapt de la compañía, que miden cosas como la fuerza del pie y la aceleración, Nike puede personalizar la experiencia del consumidor de nuevas maneras. Los datos también servirán para futuras decisiones de diseño y producción.

Por ejemplo, el material exterior, los cordones y el uso previsto se tendrán en cuenta en la talla del zapato. También hay preferencias personales que los clientes pueden especificar dentro de la aplicación.

“La talla es una mentira”.

“Fundamentalmente, la talla es una mentira”, dice Martin. «No eres un solo número, porque tus necesidades son diferentes y cada zapato es diferente».

El desarrollo de la tecnología de medición se debe a la adquisición de Nike en 2018 de la empresa israelí de visión por computadora Invertex. Se lanzará en todo Estados Unidos en julio, tanto en la aplicación como en las tiendas Nike, y se estrenará en varios países europeos a partir de agosto.

Fuente: Cinco Días