Pedro Mier: “El tratamiento del Gobierno al sector digital es insuficiente”

/, Actualidad Económica, Cinco Días/Pedro Mier: “El tratamiento del Gobierno al sector digital es insuficiente”

Pedro Mier acaba de cumplir un año al frente de la patronal tecnológica AMETIC. Llegó a la presidencia, sustituyendo a José Manuel de Riva, tras un momento convulso provocado por la salida de las grandes telecos y buena parte de sus proveedores.

Mier cree que la marcha respondió a dos motivaciones. Por un lado, una objetiva que tenía su reflejo en Europa, y es que la industria tecnológica está agrupada alrededor de Digital Europe, mientras que los operadores tienen sus propias asociaciones. Por otro, en su opinión, hubo aspectos personales, errores por ambos lados, con el agravante de que se trasladó a la prensa con una serie de intencionalidades, crear un ambiente de inestabilidad, que había riesgo para sobrevivir, que los cursos de Santander no se iban a celebrar, que era el final.

Un año después, ¿cuál es su balance?

Ha pasado un año y la situación es mejor. Han entrado 35 nuevos socios, y el encuentro de Santander, contra todas las previsiones agoreras, se celebró con gran éxito. Estoy satisfecho de todas las cosas realizadas y de cómo se han hecho. Hubo que hacer una adaptación, lamentablemente, de nuestra estructura, por costes, pero también se ha hecho una reorganización que era necesaria. Tenemos un perfil mucho más claro, no porque no lo tuviéramos antes, sino porque la propia composición de la organización, por ejemplo con los operadores, obligaba a tener un discurso más matizado, mientras que en el caso actual, igual que les pasa a ellos, se puede tener un discurso más claro. Representamos a la industria de la tecnología digital que es la que está en el corazón de toda la transformación tecnológica, que está produciendo esta revolución que vive la sociedad.

¿Está estabilizada la organización?

Sí, totalmente. Está dinámicamente estabilizada. Eso se demuestra con la incorporación de compañías como Indra, Accenture y Amazon. Queremos que las empresas españolas sean relevantes, que España no sea solo un país usuario, sino que sea un país actor. Si ocurre, tendremos proyectos atractivos, oportunidades de trabajo bien remuneradas y captación de talento.

¿Es más fácil buscar ahora el interés común de los asociados?

Sí, por un motivo, nuestro perfil es muy claro. Defendemos a la industria de la tecnología digital, somos los representantes de ese papel, con toda la rotundidad.

¿Habrá Santander?

Claro, por descontado. No está en duda. Aspiramos a que sea el mejor de la historia. El año pasado salimos muy satisfechos, y los participantes también. Será atractivo, adaptado a las nuevas circunstancias.

¿Estarán las operadoras?

Está por ver. Estamos en el proceso de definición.

“Hay 35 nuevos socios, y el curso de Santander, contra todas las previsiones agoreras, se celebró con éxito”

¿Hay algún tipo de colaboración con la otra asociación?

Obviamente, todos tenemos interés en que se desarrolle la digitalización y eso es algo bueno para todos, y un punto de conexión claramente. AMETIC ha propuesto un cuatro proyectos tractores, importantes para España, que pueden incorporar a empresas de todos los tamaños, desde los grandes actores digitales, que son nuestros, como Google, Microsoft, Amazon o Samsung, a las compañías mediano-grandes españolas y las startups. Estos proyectos, que hemos llevado al seno de la CEOE, se centran al vehículo conectado, salud digital, turismo inteligente y agricultura smart. Además, hemos buscado acuerdos con las correspondientes patronales sectoriales, en el caso del vehículo conectado con Sernauto. Son unas herramientas muy importantes para que las empresas españolas desarrollen productos de primer nivel, con gran impacto en nuestro país, y amplíen su competitividad internacional.

¿Cómo ha sido la recepción por parte del Gobierno?

Estamos en la fase de dar a conocer los planes. El objetivo es convencer a la administración de la importancia de apoyar estas iniciativas. Las propuestas, que se van a presentar desde CEOE en las próximas semanas, se llevarán al Congreso para el conocimiento de los grupos parlamentarios.

¿Afecta la situación actual de un Gobierno en minoría?

Eso siempre afecta pero creemos que es un proyecto país y no un proyecto gobierno.

La separación de Industria y Agenda Digital, ¿cómo impacta?

En su día, AMETIC propuso un ministerio de digitalización o al menos una Secretaría de Estado. El tema evoluciona tan rápido y es de tan de primer nivel para el país, que ahora proponemos que se cree una vicepresidencia que sea responsable de digitalización, innovación y reindustrialización. Además, deberíamos la relevancia de la digitalización en los presupuestos del estado. Yo no sé si está embebido en los presupuestos, me da la impresión de que no. Creemos que el sector digital es clave para el crecimiento de la economía, y merece un tratamiento que creemos que está siendo insuficiente por parte del Gobierno. Debería de haberse reflejado con otra rotundidad en los presupuestos.

Ha habido fuertes críticas sobre la baja ejecución de los presupuestos públicos de I+D, ¿Por qué se ha producido?

Esa situación tiene que ver con el tipo de herramientas que se han puesto a disposición de las empresas. Hay varios matices. La baja ejecución se debe a que las herramientas utilizadas son en su mayoría créditos blandos.

¿Hace falta más ayuda directa?

Creo que hay una mala ejecución porque las herramientas no están bien adaptadas a las necesidades. Hay excesivo peso del crédito. Las empresas tienen acceso a crédito por otras vías con costes razonables, sin los problemas burocráticos de seguimiento que se exigen en los créditos blandos. El concepto subvención no me gusta mucho, yo prefiero que se pague un proyecto que está vinculado a un contrato, y que se realice. Debe haber una combinación de herramientas. No obstante, hay actividades, que por su nivel de riesgo, deberían tener una cobertura mayor del que tienen actualmente, si se quiere por subvención. El punto que está insuficientemente usado son las herramientas de impulso, como la compra pública innovadora o la compra precompetitiva.

¿Y de cara a los nuevos presupuestos?

En los nuevos presupuestos del estado se abunda por esa línea, con lo cual es muy decepcionante. La innovación, que es un componente clave para la competitividad, debería estar en el primer párrafo e impregnando todas las partidas.

¿Cómo fue el sector en 2017?

Fue bien, con crecimiento. Presentaremos los resultados en los próximos días.

¿Qué le parece la nueva tasa que se quiere imponer a las tecnológicas en Europa?

Es un error. Gravar a un sector nunca ha sido bueno. Además, afecta a los ingresos en lugar de al beneficio, y eso tampoco es razonable. Otro inconveniente es que esta tasa se puede trasladar a otros sectores empresariales y consumidores, con el consiguiente aumento en el precio de los servicios y productos digitales. Donde esté la línea de crecimiento en la economía, como es el mundo digital, hay que ser muy cuidadoso.

Fuente: Cinco Días

2018-04-16T05:22:48+00:00