Elon Musk, que ha tenido a reguladores federales examinando tanto su cuenta de Twitter como la tecnología Autopilot de Tesla, atrajo la atención sobre ambos al tomarse a la ligera un vídeo pornográfico filmado al interior de uno de los coches de la compañía.

El director ejecutivo publicó una serie de tuits cargados de doble sentido este jueves, después de que esta semana apareciera un vídeo de dos personas teniendo relaciones sexuales en un Tesla autónomo conducido con Autopilot. «Resulta que hay más formas de usar el Autopilot de lo que imaginábamos», escribió Musk en su mensaje inicial. Sus seguidores respondieron con bromas.

Hace solo dos semanas que Musk llegó a un acuerdo con la Comisión del Mercado de Valores (SEC) de Estados Unidos, que lo demandó por fraude por publicaciones del año pasado sobre su intención de excluir a Tesla de Bolsa.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras y la Junta Nacional de Seguridad del Transporte también investigaron varios accidentes relacionados con Autopilot el año pasado, incluido uno en el que un ingeniero de Apple falleció en su Model X que lo condujo hacia una barrera de hormigón. La familia del conductor demandó a Tesla la semana pasada.

Las acciones de Tesla han caído un 27% este año. La acción amortiguó sus descensos la semana pasada gracias a que Musk promocionó la tecnología de conducción autónoma como “transformadora” para Tesla, mientras que aumenta el interés en las ofertas de nuevas acciones y bonos convertibles por un valor de 2.700 millones de dólares de la compañía.

Un portavoz de Tesla no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre los tuits de Musk.

Fuente: Cinco Días