Rodrigo Rato y Miguel Bosé se incorporan a la lista de grandes morosos con Hacienda en 2018

/, Actualidad Económica, EL PAÍS/Rodrigo Rato y Miguel Bosé se incorporan a la lista de grandes morosos con Hacienda en 2018

Entre las novedades de la lista de morosos de Hacienda de la edición de 2018, que se hace pública este jueves, destacan dos nombres nuevos: Rodrigo Rato, expresidente de Bankia que aparece por primera vez en el listado negro de la Agencia Tributaria, con una deuda de casi 1.002.000 euros, y el artista Miguel Bosé Dominguín, con un pago pendiente de 1.869.000 euros. En la relación de deudores con el fisco también figuran empresarios, o exbanqueros como Mario Conde, deportistas como el futbolista Daniel Alves y otros personajes conocidos como la presentadora Patricia Conde Galindo.

MÁS INFORMACIÓN

Entre las personas físicas destaca el exvicepresidente del Gobierno del PP con Aznar, que figura en la relación de deudores con la Agencia Tributaria con una deuda por encima del límite —ya que esta lista está integrada por aquellos que deben más de un millón de euros—. Rato defraudó cerca de 6,8 millones de euros entre 2004 y 2015 a través de un entramado de empresas, según un informe que los inspectores de Hacienda entregaron al juez. Estos cifraron en 14 millones de euros las rentas no declaradas por IRPF durante esos años.

El político siempre ha negado el fraude. Y ha defendido que “el informe contiene datos falsos o erróneos que la Agencia Tributaria tenía capacidad de conocer desde hace tiempo”. Lo cierto es que ahora aparece en la lista de deudores al superar el millón de euros de pagos pendientes al fisco.

Rato ha explicado a la agencia Europa Press que su inclusión en la lista se debe a su imposibilidad para afianzar (depositar la fianza) su deuda fiscal, que tiene recurrida ante los tribunales, al tener embargados todas sus rentas y bienes desde 2015. “Desde entonces, después de 13 informes, la Oficina Nacional de Investigación del Fraude de la Agencia Tributaria (ONIF) no ha sido capaz de determinar mi deuda tributaria; de una inicial acusación de 8,5 millones de euros por cantidades en el extranjero estamos ahora discutiendo 11.000 euros”, ha señalado. “Sin embargo, al tener embargados todos mis rentas y bienes no he podido afianzar una deuda fiscal recurrida ante los tribunales, lo que lleva a que aparezca en la citada lista”, ha argumentado.

Reyal Urbis, Martinsa, Nozar

Un filtrado rápido al catálogo de morosos de 2018 publicado este jueves por la Agencia Tributaria revela cómo está copado por sociedades y empresarios vinculados la ladrillo, que no supieron gestionar sus imperios con la llegada de la crisis y el pinchazo de la burbuja inmobiliaria. Un largo reguero de constructoras, inmobiliarias y promotoras como Martinsa-Fadesa, que protagonizó uno de los mayores quiebras de España, Reyal Urbis, Nozar o Sacresa, propiedad de la familia Sanahuja, y otras muchas componen la lista. También están incluidos Sanahuja Escofet Inmobiliaria (16,144 millones) o Polaris World Development (23,378 millones), que construye y gestiona resorts de lujo en Murcia. También se encuentran numerosas referencias de empresas de la industria auxiliar de la construcción.

MÁS INFORMACIÓN

También figura un buen número de entidades deportivas patrocinadas en su momento por el sector del ladrillo. Y otras empresas que simplemente mantienen desde hace tiempo cuantas pendientes con el fisco. El Recreativo de Huelva (11,870 millones), el Hércules (3,1 millones), el Racing de Santander (4,941 millones), el Real Jaén (1,4 millones), el Xerez (10,381 millones), el Murcia (11,157 millones), la UD Salamanca (13,626 millones), o la U Esportiú Lleida (1,397 millones), son algunos de los clubs deportivos con deudas tributarias. Las empresas que gestionan Desguaces La Torre, Afinsa o las constructoras Martinsa-Fadesa sobresalen como algunas de los contribuyentes más destacados que permanecen en la lista negra del fisco desde la primera edición en 2015.También están VIajes Iberia (8,103 millones), Unipost (11,765 millones), Unipapel (1,646 millones), la empresa de los diseñadores sevillano VIctorio y Luchino, la aerolínea quebrada Spanair (7,156 millones), la empresa de seguridad Segur Ibérica (21,711 millones)..

Entre los que salen de la lista destaca el Elche club de fútbol, el Albacete, el Aeropuerto de Castellón o la productora, Vértice 360.

El chatarrero

Entre estas destaca, la empresa de Luis Miguel Rodríguez, el empresario conocido popularmente como el chatarrero por ser el propietario de Desguaces La Torre, que debe 14,3 millones de euros al fisco, casi un millón menos que en la edición del año pasado. Este empresario se hizo famoso tras su romance con la Carmen Martinez-Bordiú, nieta de Franco. Y su empresa, situada a 20 kilómetros al sureste de Madrid,es considerada como el desguace más grande de Europa.

En la clasificación de los que más deben al fisco se mantiene la constructora Reyal Urbis, con una deuda de 360 millones de euros. Esta inmobiliaria y promotora protagonizó uno de las caída más estrepitosas con el pinchazo del ladrillo. El pasado septiembre un juez de Madrid abrió la fase de liquidación de la empresa, con un pasivo acumulado de 4.600 millones. Precisamente la Agencia Tributaria, uno de los mayores acreedores de la inmobiliaria rechazó hace unos meses el plan de refinanciación propuesto por la empresa que incluía una importante quita.

Inmobiliarias y grandes empresas

En el segundo lugar de este escaparate de morosos, figura Oceanus Maritime, con una deuda de 227 millones. Esta empresa registrada en la Isla de Man es la titular de uno de los yates más grandes del mundo, el Topaz, valorados en más de 450 millones de euros. La empresa pertenece supuestamente al jeque propietario del club de fútbol Manchester United, Mansour bin Zayed Al-Nahyam, que es viceprimer ministro de Emiratos Árabes Unidos.

En el tercer lugar del podium de esta lista de dudosa reputación, se mantiene el grupo inmobiliario Nozar, con una deuda de 197 millones de euros. Esta inmobiliaria cayó en concurso de acreedores hace una década, en el inicio de la crisis. La empresa, que tenía un pasivo de cerca de 2.000 millones, sigue en proceso concursal. Y algunos de sus acreedores, como la Sareb, han reclamado al juez que acelere la liquidación del grupo, que estaba controlado por la familia Nozaleda.

Entre los contribuyentes que más deben a Hacienda también destaca Vittone 1842 (unos 134 millones), empresa italiana dedicada a la importación y distribución de licores y bebidas alcohólicas radicada en Gerona. Así como Servicios Esquerdo, que debe unos 114 millones.

Arturo Fernández y Abengoa

Otros de los clásicos en esta lista es Arturo Fernández y su red de empresas del Grupo Cantoblanco, que llegó a tener más de 180 establecimiento. El empresario dedicado a la hostelería y a gestionar los servicios de restauración de organismos oficiales cayó en el ostracismo tras verse envuelto en el caso de las tarjetas black de Caja Madrid y conocerse supuestas irregularidades en la concesión de algunas de los servicios de restauración que ofrecía, como el de la Asamblea de Madrid, que aún se investiga.

La empresa de energía renovables Abengoa también es otra de las empresas constantes en la lista desde que en noviembre de 2015 presentara el preconcurso de acreedores. Aunque la multinacional sevillana superó el año pasado el proceso para reestructurar su deuda, que llegó a superar los 9.000 millones, mantiene cuentas pendientes con el fisco.

Nueva Rumasa (8,926 millones) es otra de las empresas que se mantiene en este catálogo de morosos. Se trata de la empresa vinculada a la familia Ruiz Mateos. De hecho, la empresa José María Ruiz Mateos SA debe 1,953 millones.

Personas con más deudas: los hermanos propietarios de Valdebebas

Entre los particulares con más deudas contraídas con Hacienda destacan los nombres de Luis y Cristina Cort Lagos, con una mora de 28 millones y 27,8 millones respectivamente. Estos hermanos son primos de la familia Cort Lantero propietaria de Valdebebas, el desarrollo urbanístico al norte de Madrid, donde el Real Madrid ha instalado sus nuevas instalaciones de entrenamiento, y que lleva varios años en construcción.

De hecho, Luis Cort Lagos tenía hace unos años una parcela junto al aeropuerto, pero que le fue embargada por Hacienda, según fuentes conocedoras de la situación. Pero las dos ramas familiares han tenido una suerte dispar. Mientras los Cort Lantero están ultimando el desarrollo de Valdebebas y tienen sus cuestiones tributarias en orden, los Cort Lagos acumulan deudas con el fisco y atraviesan algunas dificultades con sus sociedades inmobiliarias. Esta familia, además, se ha visto envuelta en un proceloso proceso contra la Agencia Tributaria, que le acusaba de haber realizado una serie de operaciones de división del patrimonio común, entre 2009 y 2010 para evitar el pago de impuestos en el IRPF y en Sociedades. No obstante, la acusación de Hacienda por delito fiscal no prosperó al haber prescrito.

Estos hermanos desbancan a Agapito García Sánchez del primer puesto de los particulares que más deben al fisco. García Sánchez ha reducido su deuda a 16,9 millones.

Entre los ciudadanos particulares que también deben más de un millón de euros a Hacienda destacan Vicente Soriano, empresario y expresidente del Valencia (1,142); los hermanos Serratosa Caturla, Rafael, José Ignacio y Federico, que deben en torno a 15 millones en total. Julián Serrano Serra (1,151 millones) un empresario madrileño relacionado con el caso Guateque de concesion de licencias urbanísticas irregulares. Lorenzo Sanz (1,365 millones), ex presidente del Real Madrid, o Roberto Alfonso Salazar Bello (1,252) de la familia que fue propietaria de SOS Cuétara, o Juan Francisco Matamoros Hernández, conocido como Kiko Matamoros (1.016 millones).

Fuente: El País

2018-06-28T11:58:30+00:00