Josep Sánchez Llibre ha fichado al exministro socialista Valeriano Gómez y a los exdiputados Vicente Martínez Pujalta (del PP), Carles Campuzano (PdeCat, ante Convergencia) y Manel J. Silva (de la antigua Unió y ahora abogado del despacho de Miquel Roca) para formar parte de su consejo asesor como presidente de la patronal catalana Foment del Treball. Estos cuatro asesores, que no tendrá remuneración alguna, integrarán el consejo de Publics Affairs y todos fueron compañeros de Sánchez Llibre  en el Congreso de los Diputados  en su etapa de diputado de CiU.

El objetivo de este consejo asesor es hacer de lobby ante el Congreso de los Diputados en Madrid en todas las decisiones que afecten a los empresarios y estar en los foros capitalinos donde se cuecen las grandes transformaciones, algo similar a lo que hacía Sánchez Llibre para la CEOE en la anterior etapa cuando estaba presidida por Juan Rosell. Por eso, el presidente de la patronal ha tratado de abrir el abanico con representantes de distintos grupos políticos con experiencia en las Comisiones de Economía y Hacienda de la cámara baja. 

Además, la junta directiva de la organización ha nombrado a 14 vicepresidentes, nueve más de los que tenía hasta la fecha, y la composición de la Societat d’Estudis Econòmics.   

La reorganización, que Sánchez Llibre ha propuesto a la junta directiva de Foment del Treball celebrada hoy en Barcelona, responde a la intención de «encarar definitivamente una nueva etapa con la prioridad de reforzar su acción de lobby, elevar la representación territorial en la toma de decisiones de la institución y facilitar la gestión de servicios a los asociados», según ha comunicado la entidad.»Con los nombramientos realizados se dota a los órganos de gobierno y asesores de Foment del Treball de los recursos necesarios para avanzar y consolidar esta institución en una patronal más representativa».

Foment integra grandes, medianas, pequeñas , microempresas y autónomos y, según el comunicado, el paso dado trata de ser más eficaz en la defensa y promoción de los intereses empresariales y de la economía productiva ante las administraciones públicas (catalanas, españolas y europeas) y ante los poderes ejecutivos, legislativos y, si fuera necesario, judiciales. Asimismo, completa, esa función se completa con siendo «más útil en la prestación de servicios a las empresas y a los empresarios, más autónoma económicamente (que dependa sólo de las cuotas a los afiliados) y, en definitiva, un Foment del Treball más grande y más fuerte».

En eso se basa la ampliación hasta 14 vicepresidencias de Foment al incorporar a los presidentes de las organizaciones territoriales de Barcelona, Girona, Tarragona y Lleida, las dos comisionadas (la de Digitalización y Innovación, y la de Valores, Etica y Compromiso), al president de Cecot, que recupera así la posición tras la reincorporación de la patronal vallesana a Foment, y al presidente de la Comisión Internacional de Foment del Treball.

Los cuatro consejeros asesores de Public Affairs confirman la misión prioritaria de Foment como lobby ante la administración pública en la defensa de los intereses empresariales. Los cuatro consejeros de Public Affairs incorporan una trayectoria profesional y son conocedores de los procesos legislativos y de los reguladores de los diferentes sectores económicos de la actividad empresarial.

La Junta Directiva ha aprobado también la creación de dos nuevas comisiones asesoras. Se trata de la Comisión de Deportes, que presidirá Gerard Esteve, y la Comisión de Cultura, a cargo de Félix Riera.

Por último ha aprobado la renovación completa de la Junta de la histórica Societat d’Estudis Econòmics, como espacio de debate abierto a los socios de Foment sobre los temas de actualidad y relevantes para los empresarios, directivos y profesionales de las empresas socias de la entidad. La Societat d’Estudis Econòmics fue fundada el año 1907 por iniciativa de algunos alumnos de la cátedra de Economía Política y Arancelaria de Guillem Graell, secretario general de Foment del Treball de la época. Sus fundadores fueron Marcel·lí Graell (hijo de Guillem Graell) y Francesc Novelles, profesor de la Escola d’Agricultura de la Mancomunitat de l’Institut Químic de Terrassa.

Fuente: El País