Banco Santander ha nombrado a Mónica López-Monís como nueva responsable del grupo de relaciones con supervisores y reguladores, cargo que ocupaba hasta hace pocos meses José Manuel Campa.

Campa, que fue secretario de Estado de Economía en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, dejó su puesto en Santander recientemente tras haber sido nombrado presidente de la Autoridad Bancaria Europea (ABE, o EBA por sus siglas en inglés) en sustitución del italiano Andrea Enrio, nombrado responsable del Consejo de Supervisión del BCE.

En Santander aseguran que como parte de la división financiera, la nueva función de López-Monís, que reportará a José García Cantera, director financiero del grupo, es fundamental en el grupo ya que el relevo se produce en un momento “muy relevante”.

Mónica López-Monís es abogada del Estado en excedencia. Ha ocupado varios puestos en el ya desaparecido Banesto (del grupo Santander), en el propio Santander y entremedias en Bankinter. En este último banco fue directora de la asesoría jurídica y fiscal de Bankinter entre 2001 y 2005. Más tarde fue nombrada secretaria general del banco.

Antes en Banesto fue secretaria general y del consejo de administración, y vicesecretaria del consejo de Santander. Fue la única mujer en el comité de dirección de Banesto. En febrero de 2015, tras pasar por Bankinter, volvió al Grupo Santander, en este caso para ponerse al frente de la división de cumplimiento normativo del grupo (Group Chief Compliance Officer, como ponían hasta ahora su tarjeta de presentación), un cargo del que dependen más de 2.000 personas en todo el mundo.

Santander destaca, en un comunicado interno firmado por José Antonio Álvarez, consejero delegado del grupo, que Mónica López-Monís “ha completado con éxito en diciembre de 2018 la implantación del nuevo modelo operativo de la función de cumplimiento y conducta, lo que ha supuesto la creación de una función de cumplimiento de primer nivel en el sector financiero internacional”.

En este comunicado también se asegura que la nueva responsable de relaciones con supervisores y reguladores de Santander cuenta con una “contrastada experiencia en la relación con los distintos reguladores y supervisores a lo largo de su carrera profesional”, además de sumar una amplia experiencia en el sector público como abogada del Estado. El banco tiene previsto anunciar al sustituto de López-Monís como responsable de cumplimiento en los próximos días.

Santander es uno de los bancos que pretende promocionar más a la mujer como directiva, y busca la paridad en los cargos en la cúpula como en el consejo de administración, como defiende su presidenta, Ana Botín.

Fuente: Cinco Días