La automovilística Seat está en su mejor momento. La compañía, propiedad del grupo Volkswagen, anunció este jueves que en el primer trimestre del año obtuvo un beneficio operativo de 89 millones, un 5,5% más que en el mismo periodo de 2018. Además, el volumen de negocio de Seat fue de 3.053 millones, un aumento del 9,7%, la cifra trimestral más alta de la historia de la compañía.

La empresa, con sede en Martorell, Barcelona, es la marca de turismos de Volkswagen que más sube sus ventas fuera del segmento premium, con un crecimiento del 8,9%, hasta un total de 151.612 unidades. El dato contrasta con las caídas de Volkswagen (4,5%), Audi (3,6%) y Skoda (2,9%). Desde la automovilística destacaron especialmente el buen comportamiento en ventas de los modelos Ateca, Arona y Tarraco, que le permiten a Seat tener mayores márgenes de beneficio.

Los buenos resultados de Seat tienen más valor si se tiene en cuenta que el año anterior había sido el mejor ejercicio de su historia. Tal es la confianza del grupo en la marca barcelonesa, que Herbert Diess acudió a la presentación de resultados de la firma en marzo, algo que nunca había hecho. Durante ese acto, la compañía anunció que fue elegida por el consorcio alemán para desarrollar una plataforma de vehículos eléctricos de menos de 20.000 euros. Al igual que la plataforma MEB de Volkswagen, esta se pondrá a disposición de otras marcas. Más de 300 ingenieros participarán de este proyecto en España.

Desde la firma catalana explicaron que estas cifras de resultado operativo y facturación ponen de manifiesto «el momento positivo» que está viviendo la empresa. Además, apuntaron que después de que el año pasado se cerrara como el mejor de su historia, este ejercicio muestra una «sólida evolución» en el primer trimestre de 2019.

Fuente: Cinco Días