Telefónica se ha examinado hoy de las cuentas del primer trimestre en Brasil y Alemania, dos países que en su conjunto aportan el 36% de los ingresos. Así, la filial brasileña registró unos ingresos de 10.975 millones de reales (unos 2.461 millones de euros) entre enero y marzo, un 1,7% más que en el mismo periodo del año anterior y por encima de las previsiones del mercado. La empresa se vio favorecida por el aumento del 55% en las ventas de terminales, así como por el incremento del 4,7% de los servicios móviles. El negocio fijo, por el contrario, registró un descenso del 3,2%.

De igual forma, Telefónica Brasil registró un Ebitda reportado, una vez incluida la nueva norma contable IFRS 16, de 4.360 millones de reales, un 14,9% más. En términos proforma, el aumento sería del 2,9%, hasta 3.903 millones. El flujo de caja libre subió un 16,1% en el trimestre, hasta alcanzar los 1.165 millones de reales.

El beneficio neto reportado aumentó un 22,2%, hasta 1.342 millones de reales, mientras que en términos proforma subió un 26,3%, hasta 1.387 millones.

Telefónica Brasil cerró el trimestre con 94,99 millones de clientes, un 2,9% menos. La firma redujo un 2,1% el número de usuarios móviles y del 5,5% en el ámbito fijo. La compañía, no obstante, recordó que sigue siendo líder indiscutible en la telefonía móvil con una cuota de mercado del 32,1%, 7,5 puntos porcentuales más que el segundo del ranking.

Además, el 55,8% de los accesos móviles de la teleco son ya de contrato. Telefónica encabeza el mercado en este segmento, con el 40,1% de cuota. A su vez, la operadora cerró el trimestre con 1.022 municipios con cobertura 4,5G y 130 ciudades en todo el país con tecnología de fibra óptica hasta el hogar (FTTH).

Alemania

Telefónica Alemania, por su parte, aumentó sus ingresos el 0,7% en el primer trimestre, hasta 1.779 millones de euros, impulsados sobre todo por las marcas asociadas, la fuerte demanda de las tarifas O2 Free y las ventas de terminales. Si se excluye el efecto regulatorio, en concreto, la reducción de las tarifas de terminación de llamadas, los ingresos totales crecieron el 1,3% hasta 1.789 millones. Bajo este mismo criterio, los ingresos por servicio móvil se incrementan el 0,3% hasta 1.291 millones.

El Oibda ajustado, excluyendo efectos regulatorios y extraordinarios, aumentó el 29%, hasta alcanzar 528 millones de euros en el trimestre e incluye el impacto positivo de la adopción de la normativa contable NIIF 16. Sin este último impacto, el Oida creció un 1%, a pesar de las inversiones asociadas al programa de trasformación digital enfocadas a impulsar el crecimiento rentable.

En términos netos, Telefónica Alemania perdió 107 millones de euros frente a los números rojos de 82 millones en el mismo periodo del año anterior. “El comportamiento de esta partida se debe principalmente al acortamiento de los tiempos de depreciación de los activos de red durante la fase final de la integración de red tras la fusión con E-Plus”, señala la compañía. Por su parte, el flujo de caja se sitúa en 247 millones de euros, frente a 15 millones en el año anterior, incluyendo el impacto de la introducción de NIIF 16.

La operadora registró nuevos crecimientos en el segmento de contrato móvil al ganar 306.000 accesos, casi el doble que en el mismo periodo en el año anterior. La teleco alcanzó los 2,1 millones de clientes en banda ancha fija, 44.000 líneas más, impulsados principalmente por las líneas VDSL, que crecen el 21% interanual hasta alcanzar 1,5 millones.

Fuente: Cinco Días