Vegara y Pérez Cid encabezan la carrera para subgobernador del Banco de España

/, Actualidad Económica, EL PAÍS/Vegara y Pérez Cid encabezan la carrera para subgobernador del Banco de España

El relevo del subgobenador del Banco de España no es el asunto más urgente para Pablo Hernández de Cos, el nuevo gobernador, y la ministra de Economía, Nadia Calviño; pero tampoco es cuestión para que se eternice los cuatro años que todavía puede prorrogar el actual inquilino, Javier Alonso. En la carrera por ocupar el cargo hay nombres: David Vegara, consejero del Sabadell y ex secretario de Estado de Economía con el PSOE, encabeza la lista; Daniel Pérez Cid, director de Regulación, con perfil técnico, es hijo del expresidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, y Margarita Delgado, ahora en el BCE.

“La ministra de Economía, Nadia Calviño, quiere escuchar opiniones antes de tomar una decisión. Cuando tenga más claro las condiciones que, a su juicio, debe tener el candidato a subgobernador, hablará con Hernández de Cos, porque no hay que olvidar que el nombramiento debe proponerlo él a la ministra”, apuntan fuentes políticas que piden el anonimato. Otras fuentes subrayan, además, que el gobernador fue elegido por el Gobierno del PP, por lo que, según la tradición no escrita de repartirse los nombramientos, correspondería proponerlo al PSOE, ahora en el Gobierno.

En esas circunstancias, en ese entorno se le dan más posibilidades a David Vegara que a los teóricos oponentes, Daniel Pérez Gil y Margarita Delgado. Además, en el mercado no se olvida que la ministra Calviño dijo que Vegara era “uno de sus mentores” en su toma de posesión. No obstante, tiene elementos a favor y en contra. Vegara, de 51 años, cumple con el perfil adecuado para tener peso en el consejo de supervisión del Banco Central Europeo (BCE), “que es una de las dos tareas más importantes de un subgobernador”, apunta un financiero. El consejo de supervisión se reúne dos veces al mes para debatir, planificar y ejecutar sus tareas. Vegara cuenta con experiencia en FMI (fue director asistente en el departamento de las dos Américas) y exsubdirector del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

La segunda tarea del subgobernador es organizar la estructura interna del Banco de España. Para esta labor, Vegara tiene la ventaja de ser una persona ajena al supervisor “que puede traer ideas nuevas y renovadoras, que es muy necesario, sería un buen compañero para Cos, una buena mezcla de sangres”, apuntan otras fuentes. Esta característica le dejaría las manos libres para solucionar los problemas con los inspectores, uno de los caballos de batalla más complicados.

No obstante, el candidato es consejero del Banco Sabadell, algo que le obligaría a abstenerse en algunos casos. Sería muy criticado por la puerta giratoria inversa, ya que pasó de la Administración a la banca privada y ahora volvería al supervisor. Para otros expertos consultados le pesará “que es un político, que llegó a ser diputado del PSOE”. También recuerdan, como lo más gravoso, “que está implicado en la anterior crisis financiera, ya que no dejó el Gobierno hasta mayo de 2009. En su época, se abogó por limitar el dinero que se metía en el rescate de las cajas, lo que retrasó la salida de la crisis”, señalan. “El Banco de España necesita gente sin pasado en la crisis para hacer un relato sincero y real”, añaden.

Independencia política

Por su parte, Daniel Pérez Cid, de 45 años, ocupa la Dirección de Regulación del banco, donde se asegura que es competente, muy trabajador, “con genio y garra para ser subgobernador”. Es el candidato de la casa, de los que opinan que se podría montar un tándem con de dos hombres de dentro que tienen muy buena relación. Con Cos ha participado en comités del BCE, de la Autoridad Bancaria Europea (EBA), Basilea y Bruselas para asuntos complejos sobre normativa bancaria.

Las fuentes consultadas apuntan que es independiente políticamente, aunque sea hijo del expresidente socialista de la Xunta de Galicia, Emilio Pérez Touriño. Sin embargo, entre sus problemas destaca que no es director general, ni adjunto, por lo que nombrarle subgobernador sería dar un doble salto en el organigrama, “algo que no ha ocurrido nunca; sería un ascenso demasiado rápido”. También recuerda que su peso internacional, ante el consejo supervisor del BCE, “sería mucho menor que el de Vegara”. Las fuentes consultadas opinan que, pese a ser de la casa, no tendría problemas con los inspectores.

En la pelea aparece Margarita Delgado, que cubre así la cuota femenina, a la que el PSOE ha demostrado sentirse muy apegado, y además tiene un alto prestigio. Es actualmente directora general adjunta del Mecanismo Único de Supervisión (MUS), organismo dependiente del BCE. Delgado, técnico comercial del Estado, también pertenece al Banco de España, donde fue directora de Inspección y coordinadora ejecutiva del grupo que supervisó el Banco Popular en los años que realizó la primera gran ampliación de capital (en 2012), lo que podría pasar factura. Las fuentes consultadas opinan, no obstante, que su labor no fue tan decisiva. Tampoco se le conocen veleidades políticas.

Hernández de Cos promete el cargo de gobernador ante el Rey

El País

El nuevo gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, prometió ayer ante Felipe VI su cargo como nuevo gobernador del Banco de España, que ocupará los próximos seis años, en sustitución de Luis Linde, en un acto celebrado en el Palacio de la Zarzuela.

Hernández de Cos se convierte así en el 70º gobernador de esa “casa cargada de historia, como colofón de una larga lista de gobernadores que se remonta a 1856”, según una nota del supervisor.

Como ya hicieron los ministros del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez en sus tomas de posesión la semana pasada, Hernández de Cos ha asumido su nuevo puesto delante de la Constitución y sin símbolos religiosos, ya que prescindió de la Biblia y del crucifijo. El nombramiento de Hernández de Cos es una de las últimas decisiones que tomó el Gobierno de Mariano Rajoy antes de la moción de censura. Rajoy blindó el nombramiento en el Boletín Oficial del Estado, ya que publicó el decreto de nombramiento el 31 de mayo aunque “con efectos el 11 de junio”. Desde 1994, con la Ley de Autonomía del Banco de España, el gobernador es nombrado por el Rey, a propuesta del presidente del Gobierno, “entre quienes sean españoles y tengan reconocida competencia en asuntos monetarios o bancarios”. Madrileño y economista, el nuevo gobernador era hasta ahora el responsable del servicio de estudios.

La ceremonia para prometer el cargo tuvo lugar en el Salón de Audiencias de Zarzuela en presencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, y de la de Justicia, Dolores Delgado, en su condición de notaria mayor del Reino.

Una vez que Hernández de Cos prometió “cumplir fielmente las obligaciones del cargo de gobernador del Banco de España con lealtad al Rey y guardar y hacer guardar la Constitución” y posó ante los medios junto al Rey, Sánchez y las dos ministras. A continuación, estuvo charlando de manera informal con los presentes, momento en el que le felicitó el jefe del Ejecutivo.

Fuente: El País

2018-06-12T05:54:29+00:00