Wikipedia cierra 36 horas en protesta por la nueva normativa europea de derechos de autor

/, Actualidad Económica, Cinco Días/Wikipedia cierra 36 horas en protesta por la nueva normativa europea de derechos de autor

Wikipedia cierra su servicio en diferentes países como medida de protesta a la nueva normativa europea sobre los derechos de autor que votará este jueves el Parlamento Europeo. A través de un comunicado, la compañía de Jimmy Wales advierte que, a su juicio, la nueva directiva “dañaría significativamente la internet abierta que hoy conocemos” en caso de aprobarse en su versión actual, pues “acciones como el compartir una noticia en las redes sociales o el acceder a ellas a través de un motor de búsqueda se harían más complicadas en internet”.

Los responsables de la enciclopedia digital aseguran que “la misma Wikipedia estaría en riesgo” y piden a todos los miembros de la Eurocámara que voten en contra del texto actual, a abrirlo a discusión y a considerar las numerosas propuestas de la Fundación Wikimedia, una organización sin ánimo de lucro que promueve, entre otros proyectos, esta enciclopedia. Entre dichas propuestas está la eliminación de los artículos 11 y 13. Dos artículos que han levantado las protestas de múltiples personas vinculadas al mundo de las tecnologías de la información, como el creador de la World Wid Web, Tim Berners-Lee, y el pionero de internet, Vinton Cerf. A ellos se han sumado 169 académicos y 145 organizaciones por los derechos humanos, la libertad de prensa, la investigación científica y el desarrollo tecnológico. 

El citado artículo 13 exige que los sitios web aplique los derechos de autor, incluso sobre el contenido que suben los usuarios. Quienes se oponen a el, aseguran que esto podría suponer que las redes sociales y otras plataformas digitales, como Google y Facebook, tendrían que revisar cada contenido subido, una tarea que sería imposible hacer por parte de equipos humanos, como advierte la BBC. La cadena británica advierte que las compañías necesitarían contar con sistemas automáticos que lleven a cabo esa verificación. Una fórmula que resultaría muy costosa y que ya se ha demostrado controvertida en plataformas como Youtube, por su alta tasa de errores. 

En cuanto al artículo 11, este exige que las plataformas digitales paguen a los editores una tarifa si se vinculan con sus contenidos de noticias. Sin embargo, los críticos tildan de “impuesto de enlace” la medida y aseguran que solo beneficiará a los grandes editores. Además, creen que el artículo en cuestión no define claramente lo que constituye un enlace y podría ser utilizado por los gobiernos para frenar la libertad de expresión. 

Wikipedia, que recuerda que recientemente también se han opuesto a medidas similares como las que quiere establecer la UE en países latinoamericanos como Colombia y México, es no de los sitios más visitados en internet. Según Alexa, la enciclopedia ocupa en la actualidad el quinto puesto en el mundo por tráfico. La organización ha sido un feroz opositor a la directiva de la UE en el contexto del mercado único digital. 

“Desde 2013, creadores y ciudadanía han pedido a la Unión Europea que actualice los derechos de autoría y adapte su gestión a la era digital. Organizaciones afiliadas a Wikimedia en la UE han presentado propuestas factibles, como la extensión de libertad de panorama para toda la UE y la protección del dominio público, para proteger y ayudar a quienes crean contenidos a proteger su trabajo”, señalan en el comunicado.

Desde Wikipedia aseguran que “el comité de Asuntos Legales JURI, el 20 de junio, ha decidido proceder con medidas que fragmentarán Internet y limitarán el uso que millones de personas hacen de él a través de filtros de subida automática y autorizaciones preventivas que sólo las grandes plataformas podrán poner en marcha. Creemos que la ciudadanía merece un debate más amplio para decidir sobre esta propuesta de derechos de autoría”.

Aunque el texto europeo incluye una exención específica para “enciclopedias online sin ánimo de lucro”, eso no ha logrado disipar los temores de Wikipedia. Este miércoles los ponentes de la nueva directiva europea de Derechos de Autor han vuelto a reiterar que Wikipedia no se verá afectada por la nueva normativa, que pretende que “los autores en internet reciban un pago justo por sus contribuciones”. 

Los eurodiputados, liderados por el cristianodemócrata alemán Axel Voss, advierten de “una campaña de noticias falsas” que aseguran están llevando a cabo los grandes portales de internet como Google. “Nos enfrentamos a una campaña malintencionada y cargada de argumentos falsos, como que la futura normativa puede afectar a Wikipedia, una plataforma que se excluye expresamente”, ha dicho Voss, según informa Efe. 

Fuente: Cinco Días

2018-07-04T11:46:48+00:00